CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

martes, 29 de septiembre de 2015

THE BEATLES COMO REFERENTES CULTURALES [XIII]

Gracias a una publicación en la página de Facebook del grupo The Beatles Argentina, con el que habitualmente tenemos el gusto de compartir nuestros posts sobre los genios de Liverpool, traemos esta entrega de los Beatles como referentes culturales.

En esta ocasión, vamos a las artes gráficas, a la historieta. Una de las amigas de la página de Facebook mencionada, publicó una viñeta en la que Mafalda hace una de sus menciones a los Beatles.

Nos motivó a recopilar unas cuantas de las tiras del genial Quino en las que su personaje inmortal de un modo u otro trae a los Beatles al primer plano. Y lo que pudimos constatar, una vez más, es la precisión con que refleja los efectos y reacciones que la banda provocaba en su propio tiempo dentro de nuestras sociedades rioplatenses que, por otra parte, no son demasiado diferentes a las de otras latitudes.




Hace poco terminamos la publicación de varios posts sobre lo que llamamos la Leyenda Negra de The Beatles y en ellos pudimos ver con la regularidad de un reloj cómo hubo respuestas generacionales muy marcadas y persistentes, casi con independencia de la sociedad en que se producían. Si bien cada cual tuvo su matiz, hubo un centro común a esas reacciones.

Las tiras de Quino lo muestran de modo patente. Por eso, queremos compartirlo con los amigos de ABBEY ROAD. No ubicaremos las tieras con ningún orden en particular, ni cronológico ni temático, excepto que todas ellas incluyen referencias Beatle.


Manolito es el refractario que encarna una parte del mundo de los adultos [como los demás personajes encarnan otros aspectos de los grandes]. En este caso su aversión por los Beatles no queda fundamentada, pero en otras se verá que es por los motivos que la mayoría de los adultos no los aceptaban. No responde a sus mandos naturales, claro.

Los Beatles no solo hacían cantar bajo la ducha, también bailar. No hace falta mencionarlos para saber que está cantando 'She Loves You'

Manolito repite las expresiones comunes de los detractores, para quienes el largo del pelo tenía alguna relación con la inteligencia. Quino confronta los estereotipos de modo magistral.

Entran en colisión las preferencias y aversiones de Manolito. Como pasa a menudo, una cosa modera la otra. Tampoco le da como para dar el brazo a torcer.

Otro estereotipo de la época sobre los Beatles: el idioma. Había varios motivos para no abrirse al inglés en los '60 y uno era el asunto de la colonización cultural. No es el por qué de lo que dice Manolito, más bien es un gesto xenófobo menos racional, más de desconfianza a lo extraño.

Aunque a veces la barrera del lenguaje se podía vencer. Claro, había que tener un primo que supiera inglés. Hoy los chicos aprenden inglés con The Beatles. En parte nos pasó a todos los que en los '60 éramos como Mafalda y Felipe: quisimos saber de qué se trataba y a los ponchazos fuimos aprendiendo. Después utilizamos otros métodos de aprender, pero al principio fue a coraje puro.

Hay palabras que han quedado indisolublemente ligadas a The Beatles. 'Fabulosos' es una de ellas. Mafalda y Susanita reaccionan como con un resorte: si son fabulosos son los Beatles, por supuesto.

Las clases de canto también han cambiado mucho. Se aprende inglés cantando a los Beatles, desde los más chiquitos de los preescolares. Las canciones también, aunque nunca se sabe con los rebrotes patrióticos periódicos.

No sé en otras partes del mundo, pero en el Río de la Plata el amor por los Beatles comenzó desde muy chicos, quizás desde antes de entender realmente que quería decir que 'el dinero no puede comprar amor' o por qué 'mi corazón estaba a punto explotar cuando crucé la habitación'. Pero era un fenómeno generalizado y creo que suponíamos que a todos nos pasaba lo mismo. Al menos, en mi caso, no conocí a ningún Manolito.

¿Quién no tuvo una tía vieja que no podía comprender por qué a uno le gustaban esos peludos que cantaban en otro idioma y encima metían un ruido insoportable? Jhe-Jhe, era muy difícil poder explicarle ...

Otro de los elementos arquetípicos: el pelo era todo un símbolo. Esa misma tía vieja también declaraba sus ganas de agarrarlos de la melena y raparlos. Muy fuerte, ¿no? Me costó mucho zafar de la peluquería quincenal. Cortarme el pelo una vez por mes ya fue todo un logro. Todavía era muy chico y las rebeliones eran directamente proporcionales. Después cambió la cosa.

Esta es continuación de otra que pusimos más arriba. Dinero y Beatles. Y sí, para Manolito Wall Street tenía un significado superior a Abbey Road. Al menos se muestra consecuente con sus ideas.

Otro estereotipo que viene de lejos: la guitarrita se asociaba desde muy antiguo con la pereza y con no hacer nada productivo. Pero bueno, Manolito estaba en los '60. Hoy sería un señor cercano a los 60 años. ¿Pensaría igual, después de ver cómo la vigencia de los Beatles perdura después de medio siglo?

Pobre Guille, bastante que los reconoce. Había que darle tiempo. En esta tira Mafalda padece en toda su intensidad el sindrome de hermana mayor. Pero, de cualquier manera era bueno que Guille fuera supiendo lo que valía la pena.

Otra parte del estereotipo del pelo largo: la diferenciación sexual. 'No se sabe si son hombres o mujeres', vociferaba mi tía vieja. 'Si los ves de espaldas no los diferenciás'. Manolito cae víctima del mal de mi tía, pero por una vez sale airoso con ingenio, mal que le pese a Mafalda.
  
Una de las partes tediosas de la escuela, los deberes [para las maestras también, al tener que corregirlos], sobre todo si se encuentra con casos como este, que, proviniendo de Mafalda, no puede ser accidental ni involuntario. De cualquier modo, al arrollador éxito de los Beatles en América se le llamo la British Invasion, así que tan errada no anduvo. Seguramente la maestra no aclaró a cuál de las invasiones se refería.

Estoy seguro de que hay más tiras de Mafalda con alusiones a los Beatles, pero no encontré más que estas. Se aceptan contribuciones en los comentarios, poniendo el link de la tira, para poder levantarla e incluirla en este post.

Seguramente todos tenemos esa sensación de que había que batallar contra muchos prejuicios que hacían blanco en los Beatles. El tiempo fue el mejor remedio. Tuve la fortuna de ver a Paul McCartney en Montevideo, en el Estadio Centenario las dos veces que estuvo, en 2012 y 2014. Y lo que pude ver allí es lo que también se aprecia en los videos de sus conciertos por todas partes del mundo: la amplísima gama de personas que concurren a ver, cada cual desde su propia edad, a esa leyenda superviviente de aquella otra leyenda mayor. Y eso demuestra cómo por su propio peso, aquellos prejuicios se disolvieron.

Seguiremos trayendo referencias Beatle y una vez más, gracias a la amiga de The Beatles Argentina, por encender la mecha que conduce a este post.

Nos encontramos pronto.

-------------------------------------------
Por medio de un comentario de una lectora, Amparo, tomamos conocimiento de una recopilación anterior, que resulta más completa que la que presentamos aquí y que está hecha por ella. Como la idea es sumar, aquíles dejo el link de la recopilación de Amparo:  http://www.oocities.org/es/beatlescomicsmelgar4/mafalda.html   Esto era lo que esperábamos cuando pedimos aportes por medio de los comentarios. Que la disfruten!
-------------------------------------------


lunes, 28 de septiembre de 2015

THE BEATLES COMO REFERENTES CULTURALES [XII]

Una cortita. Proviene de la serie de ABC Castle. En el capítulo 19 de la cuarta temporada aparece una mención al pasar, pero que muestra la completa significación que tienen los Beatles.





El capítulo se abre con una escena de una protesta en Nueva York contra Wall Street. En medio de la manifestación, en la que hay personajes disfrazados, por ejemplo de Estatua de la Libertad o de capitalismo, una periodista de apresta a cubrir la noticia. Se va poniendo en posición para que su camarógrafo pueda tomarla a ella y simultáneamente, al fondo, la masa manifestante.

Como es en una plaza pública, hay personajes propios del lugar como un inmigrante que toca tambores y va recorriendo el lugar. Al pasar por donde está la periodista y el cámara, el sonido de su tambor [una lata grande], interfiere con el sonido para la TV.

El camarógrafo, preocupado por la calidad con que saldrá su trabajo, lo increpa diciéndole: "¡Oye, Ringo! Arruinas el sonido. ¿Por qué no te vas a otro lado?".   

Castle, Temporada 4, Episodio 19.

Se trata de una mención al pasar, pero es bien elocuente, a la vez que irónica, porque le está hablando al percusionista por contraposición. Al llamarlo Ringo le está diciendo que quién se cree que es, si piensa que es un gran percusionista, en todo caso que no es ningún Ringo. Se lo está diciendo a un extranjero que quizás no comparta los mismos patrones culturales, pero da por sobreentendido que no habrá confusión si le dice por ese nombre. 

Con Ringo sintetiza todo un concepto y se hace entender rápidamente, incluso más allá de su propio contexto. Quizás la mención de otro baterista hubiera sido poco comprensible. La mención a Ringo es infalible.

Como dijimos, era cortita.

Nos encontramos pronto.


jueves, 24 de septiembre de 2015

THE BEATLES COMO REFERENTES CULTURALES [XI]

Otra de Sex & Drugs & Rock & Roll [FOX, 2015]. Esta pertenece al capítulo 10, de cierre de la primera temporada.




La banda de Johnny tiene una oportunidad con un nuevo productor que vendrá a verlos a sus ensayos al día siguiente. El guitarrista, Flash, da una serie de indicaciones de lo que deben hacer para impresionar bien al productor. Gigi, la cantante, e hija de Johnny, comienza el siguiente diálogo:

Gigi: ¿Quién se ha muerto y te ha nombrado Yoko?

Flash: Yo no soy Yoko. Si fuera alguien, sería Paul porque tengo muchas ideas de marketing y toco todos los instrumentos del grupo. Para que veas mis cualidades de líder, amor.
Gigi: ¿Entonces tú eres Paul McCartney?





 

Johnny: Lo que me convierte a mí en John Lennon.
Flash [señalando a Johnny]: Mucho talento, ni idea de marketing.
Ava: [pareja de Johnny]: No, no, no, eso me convierte a mí en Yoko, y eso sí que no.







Gigi: Bueno, yo no voy a ser Linda. Yo sí sé cantar.




 

Bam [Baterista]: Desde luego yo no voy a ser Ringo. 
Rehab [bajista]: No hay nada de malo en ser Ringo.
Bam: Lo dice George. A tí te toca ser alto, moreno y guapo. Yo soy un enano distraído y feliz en una tarima tocando un ritmo estúpido. ¡Que les den a los Beatles!. Seamos los Who.
Rehab: No, no seremos los Who.
Bam: El mejor batería y el mejor bajista de la historia del rock and roll, Rehab.
Rehab: Ambos murieron de sobredosis. Tú te ahogas con tus propios vómitos.
Bam: Pues, Ringo. Seré Ringo.






La conversación se interrumpe con la sorpresiva llegada anticipada del nuevo productor, que alterará toda la relación interna de la banda.

El diálogo está repleto de lugares comunes y estereotipos relativos a The Beatles. En las referencias culturales también intervienen esos factores. Lo interesante del caso es que, más allá de estereotipos, hay una facilidad manifiesta en la identificación - positiva o negativa - con cada uno de ellos. Sin duda que como sepresenta en el diálogo no implica ni una reflexión ni una meditación profunda. Las referencias sirven allí para marcar posiciones frente a otro tema, que es quién lleva las riendas en el grupo y qué papel les cabe a los demás. La identificación con The Beatles y su entorno inmediato implica una metaforización de lo que ellos hacen en la realidad. 

De cualquier modo, la serie siempre presenta a la banda como aquellos que se autodestruyeron cuando estaban alcanzando el éxito y ahora tienen una nueva oportunidad con la incorporación de una voz poderosa y perfecta para el perfil rockero. Pero también ironiza mucho sobre las internas de las bandas y las competencias de egos, lo que las lleva a ser disfuncionales y siempre debatiéndose entre la creación y la comercialización, como una cuestión de principios. 

Seguimos atentos a las referencias Beatle

Nos encontramos pronto.




jueves, 17 de septiembre de 2015

THE BEATLES COMO REFERENTES CULTURALES [X]

Nuevamente hallamos rastros culturales Beatle en la serie de Fox Sex & Drugs & Rock&Roll, esta vez en el capítulo 5 de la presente temporada, que es la primera.




Johnny Rock, un viejo rockero que abandonó su banda The Heathens justo cuando estaban por llegar al éxito, encuentra que tiene una hija que le reclama que la ayude en su incipiente carrera como cantante. Es muy buena cantando y Johnny decide convocar de nuevo a su vieja banda para esta nueva carrera. Hay muchos problemas sin resolver entre los viejos compañeros de banda y el de los egos no es el menor. Por eso se someten a unas sesiones con un psiquiatra alternativo que tiene antecendentes en el mundo del rock, por haber trabajado con músicos y bandas reconocidos. Allí citan a Roger Daltrey, Pete Townshend, Kings Of Leon, Aerosmith y otros. 

Así que se dirigen al Centro de Estudios de Terapias Modernas donde comenzarán a trabajar esos problemas con este psiquiatra que también practica el chamanismo terapéutico, por lo cual es reconocido como miembro de una nación indígena.

Dentro de las distintas estrategias que va planteando con el grupo, a veces individualmente, a veces en grupos parciales o con todos, realiza una con Johnny y su hija, que se denomina el Juego de la Fama. Consiste en las asociaciones que hacen frente a fotografías que se les exhiben.

La escena presenta este diálogo:

- Este ejercicio se llama El Juego de la Fama. Voy a mostrarles una carta ... y tienen tres segundos... para decirme quién es ese famoso.
- ¿Desde que la ensañas? ¿Tres segundos desde que la enseñas?
- Sí
- Bien, ¿quién lleva el marcador?
- No hay marcador
- ¿Pero entonces cómo sabremos quién gana?
- No hay ganador
- No, no, has dicho que eras un juego
- Es un juego mental
- ¿Es un juego para ver quién es el más listo?
- No
- ¿Es para ver quién está más a la moda?
- No
- Porque yo... estoy mucho más a la moda que él
- ¿Tú estás más a la moda quer yo? Qué graciosa
- Dios mío, yo sé mucho más de famosos que tú, papá
- Ella creía que Paul Newman era un chef
- Técnicamente lo es sus productos siguen vivos
- Lo... era, está muerto
- Muy bien, hagamos el ejercicio, ¿de acuerdo? ¿Estamos listos para empezar?- Sí, por favor

Muestra la primera lámina
 
Padre e hija contestan al unísono:  Beatles




Igualmente: Cary Grant
- No puedo creer que lo conozcas
- Sé mucho de famosos, papá
- Sabes mucho de famosos
 
Tercera lámina
Contestan juntos: Jon Stuart
 
Cuarta lámina
(Ella)  Jeff Harrison
(Padre) George Harrison, sabionda
(Ella) He dicho... He dicho... Creo que he dicho George
 



Quinta lámina
(Padre) Lindsay Lohan
(Ella) Esa es Chloe Moretz, idiota
(Padre) ¿A qué se dedica?
(Ella) A no parecerse a Lindsay Lohan, para empezar
(Padre) Se parece mucho a Lindsay Lohan
(Ella) Eres muy sabiondo
 
Sexta lámina
(Ella) Tom Selleck
(Padre) Burt Reynolds
 
Séptima lámina
(Ella) Johnny Carson
(Padre) Ese es Lee Marvin. Grande.
(Ella) Se parece a Johnny Carson sudando
(Padre) Bueno, lo que tú digas
 
Octava lámina
(Ella) ¿Una buena foto de Johnny Carson?
(Padre) Ese es Steve McQueen,  El Rey del cool ¿sí? Una leyenda de la pantalla y de los circuitos de carreras. ¿A que está estupendo con esas gafas de sol?
(Ella) Está muy estupendo. ¿Quieres saber algo interesante? Mi Steve McQueen es negro
(Padre) ¿En serio?
(Ella) Sí
 
Novena lámina
(Padre) El tipo... el tipo bajito de Key & Peele. No sé cuál de los dos es, pero es el bajito
(Ella) Ese es mi Steve McQueen ¿vale? Es un director que ha ganado el Óscar. Hizo una película increíble sobre un negro que escapaba de la esclavitud
(Padre) Pues mi Steve McQueen hizo una gran película sobre un blanco que escapaba de un campo de prisioneros nazi
(Ella) Sobre un blanco. Racista
(Padre) Vale, ¿por qué es racista?
(Ella) ¿El tuyo ganó un Óscar?
(Padre) El mío está en el Salón de la Fama del Motocross
 
Bueno, este ejercicio ha terminado. Ha terminado.
 
(Ella) ¡Quién ha ganado?
 
Los dos han perdido este juego. Ganan cuando hablan entre ustedes. Ganan cuando comparten, porque ahí está la verdadera victoria. ¿Qué hemos aprendido? 
(Padre) Pues que hay dos Steve McQueens
(Ella) Los Steve McQueens. No tenía ni idea de que hubiera dos
 
Creo que hemos aprendido que la fama es muy, muy fugaz. Quieren que el mundo conozca sus nombres incluso a costa de aquellos que los quieren de verdad: sus familias. En las cuales, y esto es irónico, prodrían ser famosos para siempre. Bueno, John, mañana por la mañana quiero que pidas perdón al grupo.   
El psiquiatra se levanta y sale
(Padre) Creo que te he ganado seis a cinco
(Ella) Ni en broma
(Padre) He contado con los dedos


Aparte de la mención implícita a Lennon con la indicación de que es un juego mental, lo interesante de la escena qes que la reacción instantánea de reconocimiento de The Beatles es inequívoca y unánime no importando las diferencias generacionales. Eso nadie lo cuestiona, está fuera de toda duda. Es normal que jóvenes y viejos reconozacan por igual a The Beatles. En el caso de Cary Grant el padre se asombra de que ella lo conozca, ya que pertenece a una etapa cultural muy previa y no sería común que alguien muy joven lo conociera. En el caso de Jon Stewart ambos responden juntos porque se trata de un personaje televisivo que integra la actualidad de ambos. La equivocación respecto a George Harrison marca un matiz: ella se equivoca pero trata de tapar su error, se da cuenta de que erró el nombre, pero no lo está confundiendo con otra persona [y está viendo una foto de Harrison muy joven, bastante icónica]. Sabe bien que se trata de un Beatle. Los siguentes casos son todos una muestra de equívocos generacionales, con los dos SteveMcQueen, de los cuales cada uno conoce al que pertenece a su generación o las otras confusiones de identidad.

Como se puede suponer la terapia resulta ineficaz contra tamaños egos que están en juego.

A medida que sigamos hallando este tipo de referencias, seguiremos trayéndolas a los amigos de ABBEY ROAD.

Nos encontramos pronto


lunes, 14 de septiembre de 2015

HISTORIA BEATLE [XXXVI]: De 'Pop Gear' a 'El Rey en Londres' [del documental a la parodia farsesca]

Me declaro ignorante en muchas cosas. Una de ellas es cierta filmografía musical que, a fuerza de ser expresamente consumible, comercial y elemental, tiene destino de rápido olvido. No sé si en algún momento tuve o no conocimiento de este tema, pero lo cierto es que si alguna vez lo tuve, el olvido llevó a que fuera equivalente a ignorarlo. 

Si bien de niño conocí - y disfruté por un par de años - El Club del Clan, que veía por televisión, no recuerdo bien si los sábados o los lunes de noche, no seguí después a ninguno de sus integrantes como solistas, aunque no fui ajeno a que seguían cantando y haciendo películas. Sin embargo, me desinteresé de sus avatares. Desde 1964 mi interés musical viró definitivamente y quedé inoculado por el virus Beatle que, a la vez, resultó ser vacuna y antídoto contra los excesos consumistas musicales y el comercialismo elemental.

Por ello nunca ví una película de Palito Ortega [o al menos, alguna vez que dieron alguna en TV no duré más de 10 minutos viendo cómo destilaba cursilería cantándole a Libertad Lamarque las mieles empalagosas de la maternidad estereotipada] ni podría enumerar más de dos o tres títulos de ellas.

Pero las cosas quieren que siempre algún camino conduzca a cruces inesperados y en uno de ellos tuve una colisión con el cine de Palito. Se trata del film "El Rey en Londres". De no haber existido Internet y Google quizás mantendría incólume mi ignorancia al respecto, pero por esas cosas de los motores de búsqueda, buscando otras informaciones sobre The Beatles [en concreto los archivos desclasificados del FBI sobre ellos, que afortunadamente conseguí] vi un resultado que me llamó la atención y que decía: ¿Los Beatles teloneros de Palito Ortega? Y claro, como suena de otra galaxia, entré a ver de qué se trataba. Y allí estaba, "El Rey en Londres", en YouTube, en una calidad de imagen que se pregona como excelente pero que dista mucho de ello. Asimismo, posee muchos saltos, pero puede verse bastante, de cualquier modo. 

Afiche de la película


"El Rey en Londres" fue realizada en 1966, dirigida por Aníbal Uset [que tendrá posterior reivindicación con Hasta que salga el sol, con muestras del mejor Rock argentino de comienzos de los '70] y que reza ser una co producción argentino - británica. En realidad es un mix bastante sui generis, que toma recortes de otro film, este británico, llamado "Pop Gear", realizado en 1965 y dirigido por Frederic Goode. Mientras el film británico es una especie de documental por acumulación de clips musicales con un cierto hilo conductor dado por Jimmy Saville [histórico conductor de Top of the Pops, de la TV británica], la película de Uset es un híbrido fílmico compuesto por partes recortadas de "Pop Gear" y escenas filmadas por argentinos en Inglaterra, protagonizadas por Palito Ortega y Graciela Borges. En los créditos iniciales, además del director, los técnicos y productores argentinos, figuran también los ingleses. Frederic Goode aparece como Director de la unidad británica, entre los productores argentinos. Roger Dunton [el guinista de "Pop Gear"] aparece en los créditos junto a los guionistas argentinos y otros casos más tienen que ver con los asesores de vestuario, cameraman, director de sonido y director de fotografía, de modo tal que se mezclan los créditos de una y otra película.


Co producción argentino - británica

Guión en colaboración

Dirección de la unidad británica

No sabría bien cómo definir a esta película "El Rey en Londres" ya que no responde a un género definido. Podría ser una película turística, de viajes o paisajística, ya que hace un recorrido en imágenes y descripciones [por los propios Palito Ortega y Graciela Borges] por los puntos tradicionales de interés turístico de Londres: El Big Ben, el Támesis, Buckingham con ceremonias reales de la guardia incluidas, Trafalgar Square, el Hipódromo, el Autódromo, Wembley, etc. Pero también podría ser una peculiar road movie en la que se ve el periplo de ambos protagonistas ya en auto, ya a pie dando lecciones de guía turístico y contando anécdotas [que a decir verdad, dos turistas como parecen ser no conocerían]. También podría ser un muestrario musical del Swinging London [aunque se queda corto] ya que presenta, introducidos por Palito y Borges, a diversos artistas británicos del momento [aquí es donde aparecen los préstamos de la película británica de Goode]. Y, finalmente, puede ser también una película argumental, aunque con una línea tan endeble que solamente se manifiesta al principio y algo al final.

Ese argumento sería, someramente, Palito Ortega [que se encarna a sí mismo] es un cantante de tal éxito que llega a Londres [ya es conocido como El Rey] a presentar su música. Allí se encuentra con Graciela Borges [que también hace de sí misma]. No queda claro qué tipo de relación hay entre ambos. Se presenta con total éxito en el London Scala, donde hace delirar al público. Y después de eso, nada más, ya que luego ambos protagonistas se dedican a presentar a los músicos ingleses y después a seguir recorriendo Londres. Al final, Palito hace reflexiones acerca de la juventud en el mundo: En esos días vivimos una sucesión de emociones nuevas en una ciudad que tiene siglos pero cuya tradición no impide el fuego renovador de una juventud pujante. Pude ver y confirmar que la juventud de todas las latitudes se entusiasma con nuevos ritmos y que cada vez pide más libertad para expresarse. Quizás la juventud reclame a veces con exceso pero el mundo de la gente grande y serie, convengamos, tan perfecto no es. Merece una renovación periódica o, de todos modos, cantar y vibrar con nuevos ritmos siempre es algo que hace bien a todos, igual en la vieja Gran Bretaña como aquí, como allá y más allá. Termina cantando Un muchacho como yo.

En esa reflexión final, cargada de corrección política, se hace una sublime banalización de lo que significaba aquella movida londinense, aún a contrapelo de algunos grupos y canciones que presentaron al promediar el film. El film se estrenó en octubre de 1966 ya comenzada la dictadura de Onganía que había dado un golpe de estado en junio, pero no fue calificada por los organismos censores ya que se hallaban en ese entonces en una reestructura por el nuevo gobierno militar.

Lo que hace que traigamos este tema a ABBEY ROAD es que en la escena en que Palito se dispone a cantar en el London Scala, ya desde que está en el camerino, acompañado de Graciela Borges que lo alienta, se escucha la música del número que lo antecede. Luego se ven imágenes del escenario y otras que hábilmente montadas muestran el escenario y, entre bambalinas, a Palito esperando para salir a escena cuando terminen sus teloneros, que no son otros que, cantando She Loves You, los mismísimos Beatles. Cuando terminan de cantar entre la histeria desatada del público, por obra del montaje y de escenas con dobles que solo aparecen de espaldas, por los parlantes se anuncia que desde Sudamérica viene para cantar el exitoso Palito Ortega y entonces, mientras los Beatles se retiran del escenario, van saludando a Palito con gran respeto. Las chicas del público siguen en delirio, pero cuando Palito se pone a cantar Tú tienes todo, las chicas entran en un embeleso romántico y lánguido que vuelve a un desenfrenado delirio cuando termina de cantar.


Así se presenta a The Beatles en los créditos

Escena bizarra si las hay. Se trata de una realidad ficticia convenida entre el realizador y el público, pero que carece de la verosimilitud suficiente como para jugar un rol narrativo creíble. Es decir, saltan tantos anacronismos que ni siquiera se presenta como una fantasía probable lo que estamos viendo. 

Anacronismos porque la acción es en 1966 y The Beatles tienen la apariencia de 1963 o 1964. Y esto es porque la escena en que cantan She Loves You pertenece al film británico The Beatles come to town, cortometraje documental en color que muestra a los de Liverpool actuando en el ABC Cinema de Manchester, Lancashire el 20 de noviembre de 1963. El film se estrenó en el mismo 1963 en cines ingleses y dos de los temas se incluyeron en "Pop Gear", de la cual la versión de She Loves You pasó a "El Rey en Londres"

También carece de verosimilitud que fuera ese el tema cantado en 1966, ya que The Beatles lo tuvieron en su repertorio entre 1963 y 1964. La cantaron por primera vez en los Estudios Paris de la BBC en Londres el 16 de julio de 1963 y la hicieron por última vez en el Paramount Theater de New York el 20 de setiembre de 1964. Es la tercera canción más cantada en escena por la banda [detrás de Twist And Shout y Long Tall Sally] y la primera si contamos solo las de su autoría. Pero en 1966 ya hacía rato que no la cantaban. El pez por la boca muere: la propia narración ubica el episodio el 20 de mayo de 1966 en el London Scala. 

Otro anacronismo es que The Beatles dieron su último concierto en Gran Bretaña el 1º de mayo de 1966, en el NME Poll Winners que se desarrolló en el Wembley Empire Pool de Londres.

Y siguiendo con los anacronismos, ¿qué hicieron The Beatles el 20 de mayo de 1966? Se encontraban filmando el clip para Paperback Writer estilísticamente muy lejano ya de She Loves You.

Pero hay otra cosa chocante: cuando termina de cantar Palito Ortega las chicas se enloquecen y gritan y lloran, se tiran del pelo, explotan de histeria. Nadie reparó que no debían incluir a una de las chicas que ostensiblemente grita: ¡John! ¡John!

Entendámonos, señalo esto porque es equivalente a que en una película de gladiadores romanos se vea algún reloj pulsera en el brazo de un guerrero, o que en una película del Lejano Oeste se vea a lo lejos en el cielo un avión que lo surca.

Afortunadamente Palito solamente canta media docena de canciones. El resto de la música pertenece al Swinging London y hay de todo allí, pero hay algunas cosas muy buenas.


Se anuncian desde los créditos [algunos parecen estar cortados en la versión que pudimos encontrar, quizás debido al estado de  conservación].
Palito y Graciela Borges van presentando, como si de un programa de video clips se tratara, los siguientes números [que son préstamos de "Pop Gear", como ya quedó dicho.

La lista de temas es esta:
  1. The Four Pennies - Juliet
  2. Billy Kramer & The Dakotas - Little Children
  3. Susan Maughan - Make Him Mine
  4. Peter & Gordon - A World Without Love
  5. The Animals - House Of The Rising Sun
  6. Matt Monro - Walk Away [solamente el audio para dar ambiente a una escena en solitario de Graciela Borges caminando por el parque, bastante fútilmente, por cierto]
  7. Herman's Hermits - I'm In Something Good
  8. Go Go Girls Gold Pants - Baile
  9. The Rockin' Berries - What In The World's Come Over You
  10. Matt Monro - For Mamma [destilación de cursilería]
  11. The Honeycombs - Eyes
  12. The Animals - Don't Let Me Be Misunderstood
Como puede apreciarse, hay algunos números destacados como los de los Animals, con un jovencísimo Eric Burdon haciendo dos de sus clásicos. También Peter & Gordon con un tema firmado por Lennon & McCartney. Billy Kramer, The Herman's Hermits son otros números de importancia en aquel entorno.

Pero lo que queda claro también es que se armó una suerte de pastiche con esta película que pretendió ser más de lo que fue y que no logró ensamblar dos realidades extremadamente diferentes y dos calidaes musicales claramente discordantes. La fantasía de un Palito Ortega de trascendencia internacional y tan luego en Inglaterra es por decir poco, desmedida.

También vale la pena ver el original "Pop Gear" para comprobar cómo se desluce el material original mezclándolo con imágenes turísticas y argumentos baladíes.

Por eso lo del título: del documental a la parodia farsesca, ya que no otro es el resultado de este film que, aun a pesar de esa condición, es hoy un buen documento de época, no por lo que muestra, sino por lo que revela de ciertos niveles de la mentalidad colectiva. Esta era una típica película de la que muchas personas en aquel tiempo podían ir a ver "por las vistas", lo cual significaba ir a hacer turismo cinematografía mediante.

Y ya que hay una Borges metida en el asunto, me resulta imposible no recordar al otro Borges, al gran Borges, Jorge Luis por más datos y a su tan grandioso como inacabado libro [ya que admite que se le agreguen capítulos] "Historia Universal de la Infamia".

En lo atinente a The Beatles, esta fantochada imaginativa de presentarlos de ese modo, podría incorporarse a la Leyenda Negra que venimos delineando, pero es preferible que permnezca como su pariente bizarra, la Parodia Absurda.




Aquí podés ver la película completa, con ciertos saltos propios de sus años. Lo relativo a The Beatles comienzo sobre el minuto 17. Al contrario que con los aspectos anacrónicos señalados, obsérvese que cuando se ve desde el escenario a Palito entre bambalinas, se ve el mástil de una guitarra Rickenbaker, tal como la que usaba John en ese tema y me animaría a decir que también el acorde que está haciendo es correcto.


Bien, amigos de ABBEY ROAD, volveremos pronto para reencontrarnos

Hasta entonces


Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable