CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

miércoles, 31 de diciembre de 2014

EN EL FILO DE UN NUEVO AÑO, FELICIDADES PARA LOS AMIGOS DE ABBEY ROAD

Se pueden decir muchas cosas de estilo en estas fechas y es muy difícil no caer en lugares comunes. Seguramente no vamos a ser muy originales, pero nuestra única intención en este post es agradecer a los amigos que nos visitan, a los que lo hacen anónimamente y a los que nos dejan sus comentarios y saludos, a los que se detienen a leer el contenido de los posts y a aquellos que pasan, miran y se van, a los que nos votan para estar entre las 100 mejores páginas Beatle, a los que califican los posts, a los que nos siguen para enterarse de las novedades que aparecen, a todos, en general.



No voy a hacer un balance del año, al fin y al cabo, el tiempo es contínuo y lo dividimos nosotros, seguramente para poder movernos mejor en él, pero como dice el amigo ElkeSea de El vuelo de la esfinge, el año nuevo no tiene obligación de ser mejor que el que termina ni de cumplir todos nuestros deseos. Seguramente el año será lo que nosotros sepamos y podamos hacer de él. 

De cualquier modo, mis sinceros deseos es que el nuevo año sea todo lo bueno que cada uno sea capaz de hacer de él. Esto quiere decir, que todos los proyectos, las ideas, los empeños y los esfuerzos, los afectos y los principios se vean colmados y satisfechos.




Como siempre, los seguimos esperando todos los días en ABBEY ROAD.

Un gran saludo desde Uruguay!!!

Nos encontramos pronto



PAUL IS DEAD [IX]: El sindrome Barbero de Sevilla [en vísperas de Año Nuevo]

Gioacchino Rossini, el célebre músico italiano, compositor de numerosas y exitosas óperas, bon vivant, sibarita, amante de la buena cocina, a la cual dejó también sus aportes, es mayormente conocido por la que resultó ser su ópera más exitosa, El Barbero de Sevilla.

 
Gioacchino Rossini

Rossini [Pessaro, 1792 - París, 1868] compuso en 1816 la música para el libreto escrito por el argumentista y letrista Cesare Sterbini [Roma, 1784 - 1831], quien a su vez se basó en la Trilogía de Fígaro del dramaturgo Pierre-Agustin de Beaumarchais [París, 1732 - 1799], una de cuyas partes es precisamente la historia de El Barbero de Sevilla. De esa trilogía también proviene la historia que había dado lugar a otra ópera famosa, anterior a la de Rossini, Las Bodas de Fígaro, de nada menos que Wolfgang Amadeus Mozart.

Sea como fuere, hoy traemos a colación la ópera de Rossini, porque en el curso de la segunda escena del primer acto, uno de los personajes, el siniestro Profesor de música Basilio, desarrolla una de las arias más reconocidas de la ópera. Esta ópera, sin perjuicio de ser una obra satírica y farsesca, de fina ironía e ingenio muy agudo, habla también de cosas serias. Y lo que el personaje Basilio canta en el tramo al que hacemos referencia es una de ellas: se conoce como el aria La Calumnia.

En su letra se explica claramente cómo se desliza el rumor, la versión ambigua, cómo se esparce y cobra fuerza, cómo hace temblar todo, aún el concepto de verdad y cómo quien es víctima de ella termina sintiendo la muerte como un beneficio. Más allá de la exacerbación romántica del texto, la esencia permanece y se aplica con total exactitud a la realidad de las cosas.

Aquí les traemos el fragmento de la ópera subtitulado  para que puedan seguir la traducción. Las partes en las que desaparecen los subtítulos es porque, como es común en las óperas, el canto repite varias partes del texto.





Y dicho, visto y oído lo anterior, cabe contestar por qué traemos este tema y por qué hablamos del Sindrome Barbero de Sevilla. Pues bien, la calumnia es una forma de la mentira pero muy sutil y muy difícil de erradicar. Es mucho más fácil creer en una calumnia que desmentirla, en todo caso por aquello de que "algo de cierto habrá ..." o "donde hay humo hay fuego"

Esta forma de falseamiento de la verdad es uno de los procedimientos muy utilizados cuando se difunden los rumores, hoaxes, bulos o bolazos, según querramos llamarlos. Un sinnúmero de teorías que explican presuntos secretos, complots, conspiraciones y demás, se valen de la calumnia, si no de modo directo, sí en forma tangencial. En la mayoría de los casos es un procedimiento ideal para desacreditar fuentes, testimonios, asertos que evidencian la falsedad de toda la construcción teórica realizada y que da sustento al bulo o rumor.

Como no podía ser de otra manera, en torno a prolongada muerte que se le quiere infligir a Paul McCartney, estos procedimientos también aparecen. La calumnia es usada muy sutilmente, tanto que casi no asoma como tal, sino que, haciendo pie en datos reales, se va deslizando hacia el campo de las conjeturas y de las suposiciones sobre la base de un presunto sentido común. En consecuencia, se plantean dudas a partir de exageraciones, de suposiciones que quieren parecer razonables, que juegan con los estereotipos y las asociaciones inconscientes que hacemos con ciertos términos y, aún diciendo que nada de ello está comprobado, se siembra la semilla de la desconfianza, la sensación de que hay gato encerrado, allí donde ni siquiera podríamos encontrar un pelo de felino.

Traemos aquí dos casos, provenientes de la misma fuente, producto del trabajo de una buena señora española que ha escrito bastante en favor de la tesis PID. Se centra, en este artículo en dos personajes muy importantes en la época en que habría ocurrido la muerte/sustitución de McCartney, esto es, a fines de 1966. Una de esas personas es Yoko Ono, la otra Barry Miles. Pero también se esparcen suspicacias acerca de Indica, la librería de Miles, Asher y Dunbar, así como de la influencia de Robert Fraser.


Yoko Ono antes de USA y Gran Bretaña ¿instrumento de una conspiración?

Barry Miles junto al Swinging London y a la vanguardia [con McCartney y Luciano Berio]

La señora en cuestión se presenta como Lady Ruth [o Lay Ruth en Facebook], es española y, al parecer, según las informaciones que se brindan de ella posee título docente en Lengua Castellana y una Licenciatura de grado en Filología Clásica y ha escrito un libro, además de numerosos artículos. El libro se titula El Gran Misterio de Los Beatles. ¿Murió Paul McCartney en 1966? 

Convengamos que, al lado de otros planteos del PID, los que presenta Lady Ruth resultan, al menos, más prolijos en cuanto a formas. Por lo menos tiene una bibliografía de referencia, tanto de libros impresos como de páginas de Internet. Seguramente su formación la hace ceñirse un poco más a formalidades académicas. No obstante, no es el caudal de datos el que resulta objetable [aunque a veces se queda con una versión de hechos sin atender a otras que también son de recibo] sino la fase interpretativa de los hechos. 

Existe un concepto que se aplica mucho en publicidad, acuñado por el Profesor de Harvard Clayton Christensen, el de innovación disruptiva o pensamiento disruptivo. Esto que en marketing tiene que ver con innovación anticipada a su tiempo que termina siendo un disruptor y dejando una realidad antes dominante como disrupta, se aplica en el pensamiento a las líneas del mismo que pueden escapar de los paradigmas vigentes sin, por el momento, generar uno nuevo y sin embargo, abrir un panorama de pensamiento más amplio. La intervención de ese elemento disruptor provoca la transformación de todo el conjunto. Pues bien, si siempre pensamos de la misma manera no podemos esperar ver ángulos diferentes de un mismo tema y, por lo general, llegaremos a las mismas conclusiones o a la reafirmación de las mismas, habiéndolas pasado siempre por el mismo proceso. 

Este sería un fenómeno más que interesante en el enfoque de estos temas, pero, lamentablemente, no es lo que ocurre. Por lo que concierne al tema que nos ocupa, la fase interpretativa es menos sólida que la exposición de hechos. Porque los hechos son los hechos, pero su valoración depende de cómo se los narre. En este punto es donde encontramos la mayor endeblez de los planteos de Lady Ruth. ¿Por qué? Porque, como veremos, el relato va orientado, a veces más sutilmente, a veces más abiertamente, al descrédito de los protagonistas, sobre los cuales pende una presuposición de ocultamiento de la verdad y de complot, y otras cosas más, y a la validación de testimonios muy marginales con los que se pretende discutir lo que los protagonistas dicen. Pero, por si fuera poco, la argumentación y las provisorias conclusiones que van apareciendo, adolecen del uso de un 'sentido común' algo arbitrario y la caída en la discusión de los hechos como si se tratara de un programa de chimentos o un planteo peridístico al nivel de Caras. En resumen, con datos ciertos y bien documentados, se pueden obtener conclusiones, argumentaciones e interpretaciones sensacionalistas y sin fundamento.

Pero también destaquemos el loable esfuerzo de la autora por componer lo que ella llama una timeline de todo el tema. Y digo que es loable porque, como dijimos en otros posts, el PID carece totalmente de cronología organizada y de selección crítica de su contenido, por lo cual, al darse por válido in totum, el todo pierde validez bajo el peso de las contradicciones que encierra. Por lo tanto, el esfuerzo de Lady Ruth está dirigido a componer esa cronología, para lo cual deberá validar algunos datos e interpretaciones y refutar otros, para que la línea de tiempo cobre sentido.

Lo cierto es que, como dijimos antes en otros posts, hay una cronología real de la trayectoria de The Beatles que está publicada en varios importantes libros y en páginas serias de Internet. Todo lo referente a actuaciones en vivo y giras con sus respectivos setlists, grabaciones en estudio y sesiones de arreglos y mezclas, procedimientos técnicos e innovaciones empleados en la grabación de los temas, jornadas de filmación de sus películas, entrevistas para radio y TV, participación en programas de ambos medios masivos y más, está perfectamente cronologizado y publicado. Asimismo está compilada la información que rodea a los más de 200 temas que grabaron, ya sea en cuanto a su creación, sus arreglos, su grabación, su post producción y las opiniones, valoraciones, explicaciones y demás que los propios músicos y sus allegados hicieron durante esa época y posteriormente. Esto significa que la cronología Beatle existe y es en ella que debemos apoyarnos. Así es como sabemos qué estaba haciendo cada uno de ellos la noche del 8 para el 9 de noviembre de 1966, cuando se supone que Paul McCartney resultó muerto por decapitación en un terrible accidente automovilístico. Y den por cierto que ninguno de ellos murió en esa ocasión.

De modo que cuando se pretende insertar algo en la cronología, primero debería procederse a desmontar lo que hay en ella, a despecho de que los datos tienen validación cruzada, ya que todos los elementos son consistentes entre sí.

Queda, por cierto bastante más, referente a la vida privada de cada uno de ellos, pero al respecto también hay mucha documentación y también muchos de esos datos están cronologizados. La vinculación de Paul con la vanguardia artística de entonces, por ejemplo, [que hemos tratado en un post anterior] es también muy cronologizable y fue él y no John el Beatle que se acercó más a las nuevas tendencias del arte contemporáneo. Fue Paul el que se relacionó con muy variados artistas y ámbitos de esa vanguardia y fue esa una característica que le da fuerte unicidad a su trayecto de mediados de los '60. ¿Podría no ser el mismo Paul si se verifica que esa afición personal se mantiene sin alteraciones desde al menos 1965 hasta el presente? No hubo interrupción ninguna en la vinculación y participación de McCartney en los ámbitos vanguardistas entre fines del '66 y principios del '67. Ya dimos cuenta de cómo en ese período hay una intensa actividad en la que McCartney juega un rol protagónico que un sustituo no hubiera podido desempeñar de ningún modo. 

De cualquier forma, en el artículo que referimos hoy, la señora Lady Ruth aborda el tema por un camino tangencial, que intenta vincular en un plano conjetural, no solo con la presunta muerte/sustitución de Paul, sino con un entorno conspirativo, premeditado y muy bien planeado desde esferas de poder.

El artículo no ha sido aún concluido, por lo que parecería más prudente esperar a que ello ocurra, pero con lo que ha sido publicado alcanza como para hacerse una idea muy fiel del procedimiento que se emplea. El artículo hace una larga exposición acerca de la vida de Yoko Ono, infancia, adolescencia, juventud, su procedencia aristocrática, su vinculación con los círculos de mayor poder económico en Japón y de gran acercamiento a la familia imperial, su educación en los Estados Unidos, su escape del rígido marco familiar a través de la vinculación con la avant garde artística, su liberalidad sexual, sus dos matrimonios anteriores a Lennon, a los que muestra como extraños y su llegada al Swinging London de los '60 como artista vanguardista en ascenso. Pues bien, lo que intenta demostrar la señora Lady Ruth es que Yoko Ono no conoció ni casual ni inocentemente a John Lennon, sino que tuvo un objetivo para hacerlo y que probablemente ya se habían encontrado antes con Paul McCartney, al frecuentar Paul los ambientes avant garde. De ahí conjetura que Yoko Ono miente cuando dice que no conocía nada acerca de The Beatles antes de conocer a John en la exposición de Indica en noviembre de 1966. 

Yoko en sus comienzos con la vanguardia

Después pasa revista a la 'persecución' de Yoko sobre John en el año y medio siguiente hasta conseguir que se uniera a ella y abandonara a Cynthia y Julian, el proceso de influencia cada vez más marcada que fue ejerciendo sobre John, el período de 18 meses de alejamiento, conocido como 'The Lost Weekend' y su relación con May Pang, los intentos de acercamiento de Paul [según ella Faul en ese entonces], cómo él habría influido para que John  volviera con Yoko [de lo cual extrae la conclusión de que Paul y Yoko nunca fueron enemigos sino que estaban confabulados], el interés de Yoko por prácticas mágicas y cómo ejerció una fuerte impresión en un crédulo John por medio de hipnosis, sugestión y drogas para que creyera que verdaderamente tenía poderes mágicos y así consolidar su influencia, etc. 

La mayoría de estos hechos ocurrieron, forman parte de la biografía de John Lennon y de Yoko Ono, por separado y juntos. Pero la interpretación de que Yoko tuvo otras motivaciones para acercarse a John o que estuviera en realidad aliada con Paul en algún propósito común respecto a John, o que ella quisiera reforzar por medio de la sugestión su influjo sobre el músico, corren exclusivamente por cuenta de la autora, quien las justifica en base a suspicacias y presunciones, pero no a demostraciones. Y conste que cada quien tiene todo el derecho del mundo a sospechar y presumir lo que se le antoje, pero ese derecho no demuestra nada en absoluto acerca de la veracidad de lo que supone. Por ello, por más que se apoye en una buena bibliografía, quien reconstruye el relato del pasado no obtendrá buenos frutos si no se apoya en un buen instrumental interpretativo que no pasa por expresar lo que sería 'el sentido común' o lo que cada quien entiende por tal.

Lugar aparte merece la mención de cómo da por sentado y demostrado que los servicios secretos [¿de USA?, ¿de Gran Bretaña?, ¿de quién sabe dónde?] desarrollaron una eficiente red de organizaciones para penetrar en ciertos ámbitos, a la vez que explorar en los efectos de ciertas sustancias nuevas. Sostiene que instituciones de promoción del arte vanguardista se crearon para nuclear y tener cerca a los integrantes de la contracultura, así como se crearon granjas comunitarias para los mismos fines. Algo así como si Haight-Ashbury y los Merry Pranksters hubieran estado al servicio de los servicios secretos para tener a raya y controlados a los núcleos contraculturales. Y de paso, tener información de primera mano en la experimentación con sustancias psicoactivas a fin de evaluar su potencial aplicación especialmente en el plano bélico, de espionaje y seguridad. Como confabulación suena fantástico, un buen argumento para una novela o para una película. De hecho sí se conocen experiencias realizadas por el ejército de USA a fin de poder lograr el control mental del enemigo en una guerra [véase el libro de Jon Ronson 'Los hombres que miraban fijamente a las cabras' (2004) y el film de Grant Henslow conocido con el mismo título y también como 'Hombres de Mente' (2009)]. Pero de ahí a una aseveración tan temeraria como la que hace Lady Ruth dista un gran paso. No es que neguemos la posibilidad de que haya habido experiencias al respecto, pero lanzar un programa tan organizado de control encubierto de la vanguardia artística por estos medios suena más a Misión Imposible o El agente de CIPOL mezclado con X-Men. Pues bien, esa aseveración está hecha únicamente para poder decir luego con total soltura de cuerpo que Indica, la librería-galería que Miles [Barry], Asher [Peter] y Dunbar [John] abrieron para el Swinging London en la cual también ayudó Paul McCartney [en ese entonces el verdadero, ya que es antes de noviembre de 1966] fue una de esas tapaderas de control de la vanguardia y la contracultura. 


En este punto señalemos que la fuente principal de información, a partir de la cual la señora Lady Ruth declara haber estado investigando y haber llegado a concluir lo dicho sobre Indica, es un libro harto polémico de un autor activista también muy cuestionado. Se trata del libro The Covert War Against The Rock, [2000] del periodista de investigación Alex Constantine, quien se ha enfocado siempre en temas conspirativos, fascismo, crimen organizado y corrupción. Pero lo que puede apoyar el marco general, no necesariamente conduce a las conclusiones sobre contenido que la señora realiza a partir de investigaciones que no detalla y que promete en un futuro revelar como la constatación de sospechas 'bien fundadas'. De momento, nada apoyado en la sólida concreción de los hechos.


La inauguración de Indica con sus iniciadores: Miles, Dunbar, Marianne Faithfull, Asher y Paul. ¿Tapadera de los servicios secretos?


Aquí es donde Lady Ruth pone el acento con el más claro y obvio motivo de desacreditar a Barry Miles y poder acusarlo de mentir acerca de los hechos que narra como protagonista y espectador a la vez de aquellos tiempos. Porque resulta que Miles es uno de los principales biógrafos de McCartney y, por tanto, tiene que estar metido en el complot para ocultar la muerte y sustitución de Paul por Faul.

Ahora bien, ¿a dónde parece conducirnos esto? Mi modesta opinión es que esto va hacia que Yoko es una agente de los servicios secretos metida en el ambiente de vanguardia que se acerca a John Lennon como forma de tenerlo controlado de cerca y que confluye con Miles, quien también está implicado con los servicios secretos a través de Indica, lugar donde Yoko Ono expuso en Londres y donde oficialmente 'conoció', casi por casualidad a Lennon. A través de estos vínculos, Miles, Yoko y Paul se vincularían mediante una conspiración que llevó a tener a un inestable Lennon siempre controlado por medio de drogas, sugestión y sexo, para que no revelara nada de la trama. 

Sin embargo, quedan algunas dudas:

Si, como dice la autora, Yoko miente y conoció a Paul y eventualmente a John antes de lo que se dice oficialmente, ¿a qué Paul conoció? Seguramente, al ser anterior a noviembre del '66 y eventualmente incluso a fines del '65, el Paul que conoció Yoko es, indudablemente, Paul McCartney auténtico. ¿Qué importancia podría tener que lo hubiera conocido antes si el Paul confabulado con ella para mantener a raya a John es Faul? Por otra parte, si fue 'enviada' para controlar a John, ¿qué clase de importancia estratégica podría tener un John Lennon que aún no se había revelado en su esencia crítica y en su experimentalismo? ¿qué relevancia tenía él en el mundo de la vanguardia y la contracultura? Todavía poco y nada. ¿Por qué John Lennon merecería una marcación 'hombre a hombre' como se dice en el fútbol? El John Lennon más 'peligroso' aún estaba por venir. Estas circunstancias le dan a la explicación de Lady Ruth un cierto tono profético que en realidad no es tal, sino que deviene de saber en qué se convirtieron efectivamente The Beatles luego de terminar 1966. Con el diario del lunes, todos podemos apostar al ganador de la carrera del domingo. Solo que en este caso no hay tal diario del lunes ni se corrió ninguna carrera, simplemente no encaja lógicamente el relato que se hace sobre este asunto.

¿De dónde saca pruebas la autora para sostener que Miles e Indica son una fachada de los servicios secretos? Se llega a esa aseveración por medio de una extrapolación improcedente. Como algunos han sostenido que existieron esas instituciones fachada, Indica debería ser una de ellas, de lo contrario no cerraría la historia. Lo malo del caso es que otra vez se parte de conjeturas indemostradas, solamente por asociaciones arbitrarias para que la historisa cuadre. Y hasta por ahí nomás, ya que la historia cruje por todas sus junturas.

La autora apeló también a otros testimonios, de protagonistas marginales del asunto, quizás alguno no tanto, como Cynthia Powell, quien, sin embargo, no resulta ser de una gran objetividad, o el chofer de Lennon [Les Anthony] o el integrante de una banda menor de la época [Reggie King de The Action], a quien al parecer confundían a menudo con Lennon. Debería saberse que cuando en investigación se utilizan testimonios ninguno es totalmente falso ni totalmente veraz, sino que, al ser miradas subjetivas, dicen una parte de la verdad, tal cual la ve el que testimonia. Por ello, las fuentes se tamizan críticamente y cuando es posible se cruzan con otras fuentes. De allí pueden salir algunas constataciones acerca de confluencias o contradicciones que pueden ser no solo interesantes, sino también útiles para llegar a la verdad. Esto no pasa en el planteo de Lady Ruth, quien valida los testimonios funcionales a la tesis PID y la suya propia [sin que ninguna de ellas tenga una pizca que ver con la muerte de Paul] a los efectos de 'demostrar' que Yoko miente y que el motivo de su mentira es la confabulación que ya mencionáramos. En consecuencia, la demostración de que Yoko miente no concluye en que miente, sino que tiene una intencionalidad en mentir y, aparentemente, no podría tener otro motivo que el control de John y mantenerlo callado respecto a la muerte de Paul y sus sustitución por Faul.

Pero aún más allá de esto, la mayor parte de estas lucubraciones provienen de una fuente informativa que, no lo decimos nosotros, lo dice el mundo de la crítica y la investigación en estos temas, está absolutamente desprestigiada. Se trata del libro de Albert Goldman 'Las muchas vidas de John Lennon' sobre el cual se ha señalado su estilo sensacionalista, poco riguroso y muy subjetivo, tal como se había calificado también a sus otras biografías sobre Lenny Bruce, Bruce Lee y Elvis Presley.


El polémico libro, la polémica fuente

Una crítica dice: "El libro es un ejemplo señero de lo que se ha llamado patografía: una biografía tan desfavorable al biografiado que parece más bien el informe de un abogado del Diablo decidido a acabar con él." [Mirá acá

Otra más, señala: “Las muchas vidas de John Lennon” (en su título en la versión castellana del libro) más que una biografía más sobre el ex Beatle; es el pretexto que Goldman elige como el siguiente capítulo de su obsesiva batalla en la demolición de los mitos creados alrededor de personajes públicos que él (Goldman) asume que esconden algo muy sucio e inconfesable (por ellos mismos) debajo de su imagen pública; luego entonces es su deber  el escarbar entre la mierda más profunda para  derribar esos mitos y dejar a los ídolos desnudos y expuestos a la mirada crítica e hiriente de todo mundo." [Mirá acá]

Hay, al menos, una validación poco rigurosa de las fuentes, en todo el planteo.

Y un detalle más, aunque el artículo está repleto de otras objeciones por el estilo de las anteriores: en un pasaje se refiere a Robert Fraser, el marchant y galerista, algo mayor que los jóvenes McCartney, Lennon, Asher, Dunbar, Miles y demás, a quien se reputa de haber sido en Gran Bretaña, el primero en acceder al LSD y se lo asocia por ello con el Dr. Robert de la canción homónima del álbum Revolver. Esta es una asociación que ha sido hecha, pero ni por lejos la que tiene más adeptos ni la que aparece como más certera. La mayoría de los testimonios se inclinan por el médico neoyorquino Charles Roberts, de moda en el ambiente de artistas de la Gran Manzana, ya que administraba LSD y anfetaminas a sus pacientes. Otra hipótesis señala, con menos fuerza al Dr. John Riley, el dentista que administró por primera vez LSD a dos de los Beatles [John y George] sin que ellos fueran conscientes de lo que estaban tomando. Y hay quienes entienden que el personaje alude a otro doctor neoyorkino, del mismo ambiente que el anterior y que usaba los mismos métodos para el mismo público, llamado Robert Freeman [no es el fotógrafo]. De modo que así queda visto cómo las informaciones que nos provee la señora Lady Ruth no son completas y quedan sesgadas.

De ahí entonces, lo que iniciaba este post. Esa tendencia a la verdad incompleta, al descrédito del otro a partir de sugerencias no fundadas o basadas en fuentes que dicen supuestas verdades, desatan lo que el profesor Basilio cantaba y que terminaba con que aquel que era víctima de esa mentira encubierta llamada calumnia sintiera que la muerte era un destino preferible. Y potencian al Sindrome Barbero de Sevilla: miente, que siempre algo queda, una mentira repetida cien veces se convierte en verdad.

Por ahora es suficiente, pero volveremos sobre otros aspectos de esta novelesca trama que parece no tener fin en imaginación, argucias y vericuetos.

Nos encontramos pronto, aunque seguramente será el año que viene.

FELIZ COMIENZO Y MEJOR CONTINUACIÓN en 2015 para todos los amigos de ABBEY ROAD!!!


domingo, 28 de diciembre de 2014

ALGUNOS SÍ, OTROS NO, FESTIVALES PROGRESIVOS EN 2015

Como solemos hacer, traemos a los amigos de ABBEY ROAD información sobre los principales eventos progresivos que se dan en diversas partes del mundo. Hoy nos referiremos a dos festivales ya clásicos y a otro que viene en ascenso. En primer lugar, los festivales a bordo de lujosos cruceros, como lo han sido en años anteriores el Cruise To The Edge y el Progressive Nation At Sea. Comenzando por este último, digamos que su alma mater, Mike Portnoy, que había llevado a alta mar el ya conocido festival Progressive Nation, anunció que, por el momento, no se realizará la esperada edición 2015 de este evento. Portnoy posteó el siguiente mensaje:

No habrá Edición 2015 de este festival.
I may as well address this as I mentioned it in the Twitter Q&A I just did....sadly, it doesn't look like there will be another Progressive Nation at Sea in 2015... : (

Sixthman have decided not to do another one and my hopes of teaming up with another company have sadly not panned out as I had hoped they would...

Of course, I am always open to the idea of doing another one someday down the road if the opportunity ever arose, but as of now it looks like "the Progressive Event of the Millennium" will remain as an incredible one-off experience that every single one of us on board will all remember and cherish for the rest of our lives!

It truly was a magical week that will remain one of the greatest achievements of my life/career and I'd like to thank each and every one of you (both bands and passengers)
that were on board for being a part of it!

Captain Mike Portnoy

En resumen, la producción no se aventuró al mar, y Portnoy queda en espera de mejor oportunidad, pero también dice que es bueno que quede como el evento Progresivo del Milenio, en el recuerdo de quienes participaron.

Mala noticia. Realmente fue un evento de primera línea y merecía repetirse.

El otro festival en el mar, es el Cruise To The Edge, que sí se hará en 2015, pero en otra fecha. Para el próximo año, el crucero de Rock Progresivo se realizará entre el 15 y el 19 de noviembre y su recorrido abarcará Miami, Key West en Florida y una isla privada en las Bahamas que se anuncia como muy especial.


Ya va para su tercera Edición

Se ha confirmado la presencia de más de 20 bandas, comenzando por los anfitriones, YES.

El line up hasta el momento ya ha sido publicitado:


  
Esperamos seguir accediendo a más novedades.


Finalmente, se ha anunciado la reiteración de un festival que se inició el año pasado en Poble Espanyol, Barcelona, España y que espera acrecentar su suceso dentro de la escena Prog, para posicionarse junto a los eventos más significativos del género.


Un festival que viene levantando vuelo
Se trata del Be Prog! My Friend, que tuviera su edición inaugual en 2014.

Esta segunda instancia tendrá lugar en la citada población catalana el 11 de julio de 2015. Aún se están produciendo confirmaciones para componer el line up del evento. Hasta el momento se tiene seguridad acerca de la presencia de bandas como Messenger [ganados de los Prog Awards 2014 en la categoría Limelight], Meshuggah, Haken, Katatonia, IQ, Leprous, Riverside e Ihsahn. Con una apuesta más hacia el Metal Progresivo, este festival español aspira a ubicarse entre los puntos de referencia del género y lo conseguirá si su cartel sigue creciendo en el mismo sentido en que lo está haciendo hasta ahora.

Ampliaremos informaciones para los amigos de ABBEY ROAD con respecto a estos eventos y estaremos atentos  a si se pueden obtener algunas imágenes de ellos.

Nos encontramos pronto


 

viernes, 26 de diciembre de 2014

PAUL IS DEAD [VIII]: Disparen contra la Lógica!

Cuando se nos presenta un argumento con apariencia de validez, pero que no la tiene, estamos frente a una falacia.

La falacia es un modo de razonamiento que conduce a un argumento no válido, no porque se apoye en datos necesariamente falsos sino porque se procede por argumentaciones incorrectas que llevan a conclusiones no válidas.




Existen muchas variantes de la falacia, dependiendo del tipo de argumentación o de razonamiento que impliquen.

Nos detendremos en algunos de esos tipos de falacia para luego ver con cuanta frecuencia se emplean en los planteos del PID [Paul Is Dead]
  

Post Hoc Ergo Propter Hoc [después de esto, luego a consecuencia de esto] 


Este es un procedimiento secuencial en el cual se entiende que si algo viene después de otra cosa, lo segundo debe ser consecuencia de lo primero. Funciona mucho en las supersticiones o el pensamiento mágico, en el cual se atribuye un efecto a un hecho antecedente que actuaría como causa. Mala suerte si se pasa debajo de una escalera o si se nos cruza un gato negro. Pero también es una forma de argumentación para otros asuntos de modo retrospectivo: si fulano dice tal o cual cosa, o hace tal o cual cosa, es porque antes debió ocurrir tal otra. Sin duda que funciona bien en algunos casos: si encontramos un cadáver acuchillado es porque antes debió haberse producido un asesinato. Pero en otros casos no es así: si la vereda está mojada no necesariamente antes debió haber llovido. 

En relación al PID, este es uno de los más empleados, especialmente en el análisis e identificación de las pistas que se habrían dejado. Con el agregado de que la multiplicación de pistas vendría a reforzar la relación causa - efecto. En la difusión original dle PID es claro que se razonó que si la audición inversa de la frase 'number nine' en el tema Revolution 9 decía 'Turn me on, dead man', alguien debía estar muerto y que al relacionar que la otra única vez en que The Beatles se habían animado a usar la atrevida expresión to turn on [excitar] había sido en A Day In The Life, canción en la cual se narra un accidente de autos, confirmaba la existencia de un muerto cuya muerte, al relacionarse con una frase audible solo en backwards, se quiere encriptar y, por lo tanto, debe ser alguien muy importante. La pesquisa de otras pistas similares, por la misma relación de causa - efecto, hace que se establezcan validaciones del tipo 'si esta esa cierta, esta otra también debe serlo'. De allí que se haya interpretado que el accidente fue un miércoles a las 5 de la mañana porque el dedo de George 'señala' esa frase de She's Leaving Home y que el muerto fuera McCartney porque es el único que va de espalda en la foto. A partir de ahí se valida que sea el muerto porque es el único que va descalzo en la portada de Abbey Road, porque es el único que tiene fondo rojo en la tapa de Let It Be, porque es el que lleva una flor negra en Magical Mystery Tour, etc., etc., etc. Todos esos hechos serían efectos de una misma causa. [En realidad, lo son, son todos efectos de la enfebrecida mente de los conspiranoicos].


El dedo de George indica día y hora

Los pies de Paul indican el muerto

Pero después de que pasó la moda de hablar de tales pistas, que han sido totalmente desacreditadas, y no obstante ello, en lugar de concluir que si las pistas no son tales o son falsas, la teoría se derrumba, se sigue sosteniendo que Paul murió y fue sustituido, basándose ahora en otro tipo de pruebas, quizás más esquivas aún. Se ha pasado a interpretar cada hecho vinculado no solo con McCartney sino con todos los demás que conformaron The Beatles y aún quienes los rodearon, bajo la premisa de que se ha ocultado la muerte de Paul, que todos ellos los saben y callan o bien porque son parte de la conspiración o bien porque son víctimas de ella.  

En consecuencia, la interpretación de los hechos parte de una premisa irreversible: Paul murió y fue sustituido, por lo tanto, todo lo que se analiza responde a esa causa.

Por ejemplo: Se ha sostenido que Heather Mills fue acosada, amenazada y empujada al borde del suicidio cuando su separación de Paul porque conoce el secreto de la muerte de McCartney. ¿En qué se basan? Es cierto que la prensa acosó a Mills, que la fustigó duramente, la trató de todo tipo de cosas [algo frecuente en la prensa amarilla británica, y si no, recuerden el affaire Suárez con el mordisco a Chiellini, cosa que no hace falta ser uruguayo para conocer] pero ello no indica que la 'maquinaria de McCartney' haya influido en que la prensa hiciera eso. Cuando Mills dice en algunas declaraciones 'He protegido a mi marido. Lo sé todo. Yo sé la verdad' ¿debe estar refiriéndose necesariamente a que esa verdad es que Paul murió y fue sustituido?

También dice: 'Tengo una caja de pruebas que irá a una determinada persona si algo me sucediera, así que si me hartáis, eso irá a esa persona, y la verdad va a salir.' ¿Esto indica que esa caja de pruebas contiene algo relativo a la identidad de Paul o simplemente a las presiones, amenazas y acosos de la prensa, y eventualmente que Paul influye sobre los medios para que lo hagan?



¿Qué sabe Heather Mills que llena una caja de pruebas? ¿Qué secreto inconfesable de Paul se esconde en esa caja? El PID se pregunta, pero no puede dar respuesta.

El razonamiento funcionaría de este modo:
  1.   Paul murió y fue sustituido por Faul
  2.   Mills se separó de Faul
  3.   Mills dice que tiene una caja de pruebas
  4.   Mills fue presionada por la prensa
  5.   Paul influyó sobre la prensa
  6.   Mills se separó porque sabe que Faul no es Paul
De hecho, toda la cadena de razonamientos se basa en presupuestos que pudieran funcionar juntos, pero sobre los que no hay ninguna prueba suficiente para su concatenación.

Falacia del Francotirador  

En este tipo de falacia la interpretación manipula la información para que llegue a establecerse un nexo con algo con lo cual no guarda relación. Se llama así por la anécdota del tirador que disparó aleatoriamente y luego pintó una diana alrededor de cada disparo para que pareciera que acertó en cada centro. Muchas teorías conspirativas se valen de este recurso que direcciona sutilmente el pensamiento del receptor tratando de establecer conexiones inverosímiles. 

En el PID podemos ver esto en el 'tiroteo' aleatorio que se ha hecho sobre la apariencia de Paul: la altura, los ojos, las cejas, las orejas, marcando dianas allí donde parece apreciarse una diferencia. Es más, evidentemente se van a dar diferencias, ya sea por la distancia, por la iluminación, por el ángulo, por la edad, y por todos los factores que hacen que el aspecto tenga variaciones a lo largo de 30, 40 o 50 años [y en este caso, más también].

Ninguna revisión seria de las imágenes puede establecer una diferencia tan ostensible como la que señalan los amigos del PID. Sobre los ojos ya lo hablamos en otro post. Y sobre el hecho de que hay fotografías que se han reputado tanto de anteriores como de posteriores a la muerte y sustitución de Paul, también. Últimamente llamó mi atención el tema de las cejas. Hay que pasar revista a muchas fotografías anteriores a noviembre de 1966 - muchas muy anteriores - y se verá que la relación de las cejas es igual a la que presenta posteriormente: la ceja derecha [a la izquierda del espectador] más levantada y curva que la izquierda. Si no se quiere andar mucho, basta observar las carátulas de Please, Please Me, Live At The BBC I y II, que contienen todas fotografías anteriores a 1966, que no puede dudarse de su fecha. La diana que marca el francotirador, en este caso, consiste en decir que si las fotografías son anteriores a 1966, han sido convenientemente manipuladas y retocadas para todas las ediciones posteriores [pero en los originales de los '60, también era visible, yo los tengo] y si las fotografías son posteriores a 1966 y no se aprecian diferencias con la imagen previa, es porque a esa altura el impostor ya había pasado exitosamente las múltiples cirugías plásticas. En resumen, las dianas indican: si no coincide, se demuestra por diferencia, si coincide, se demuestra por la manipulación, tanto de la imagen como del físico.


Hacé click con el botón derecho para abrir en otra pestaña y ampliarla bien con la lupa.








Falacia del Hombre de Paja

El hombre de paja se construye como una proposición fácil de rebatir que se atribuye al oponente, intentando que se relacione su verdadera posición con esa construcción artificiosa a la cual se ataca.

Todo el PID es un hombre de paja, construido arbitrariamente y atribuido a una serie creciente de partícipes. Son tantos los conspiradores y tantos más los conspiranoicos del PID que los únicos estúpidos somos los que no creemos en una conspiración que existe y encima estamos engañados por los conspiradores y no podemos ver la luz que nos brinda el PID. En consecuencia, la historia oficial o lo que llaman la historia oficial, o quizás la historia hasta ahora narrada - con todas sus variantes - es tomada como una mentira que hay que revelar, sin tomar en cuenta que lo que hay que demostrar es la veracidad del PID. Para los conspiranoicos Paul está muerto hasta que se demuestre lo contrario. Por ello se ha revisado todo lo posible, tratando de unir varias moscas por el rabo, a fin de que actúe como refutación de la historia consignada por tantísimos investigadores. Pero aceptemos algo: la vida de The Beatles, tanto como la de cualquier otro mortal puede contener zonas grises y oscuras. Sus personalidades pueden tener facetas negativas, zonas reservadas a lo íntimo, hechos pasados de los que arrepentirse o avergonzarse, pueden tener secretos. Pero el que los tengan no prueba en absoluto que todos estén relacionados con lo mismo. Es más, sería anormal que todos los hechos personales fueran de estado público. Claro que, si se pretende entrar en la vida privada de alguien como un Gran Hermano, tendremos que lidiar con la basura abajo de la alfombra, la comprendamos o no, la aceptemos o no, nos guste o no.

Afirmación del Consecuente

Aparece como una especie de propiedad transitiva en un silogismo que no queda bien construido, pero que aparece muchas veces en los discursos en los que se argumenta algo. El esquema de razonamiento sería:
  1. Si A, entonces B
  2. B
  3. Por lo tanto A
  1. Todos los griegos son hombres
  2. Barack Obama es hombre
  3. Barack Obama es griego
Para el PID este silogismo ha funcionado muchas veces y en muy diversas argumentaciones.

Siguiendo el caso anterior, la situación de Heather Mills podría resumirse como: 
  1.  La identidad de Faul es un secreto
  2.  Mills sabe un secreto
  3.  Mills sabe la identidad de Faul
Este razonamiento impide pensar que lo que Mills puede revelar sea algo distinto al que sería el terrible secreto de Paul, o sea, que es Faul, un impostor. Lo curioso es que el PID pretende dar a luz el supuesto complot que esconde una verdad que, según Mills, la gente no quiere conocer, 'porque nunca podría manejarla. Sería bastante devastador.' Siguiendo el mismo tipo de razonamiento, alguien podría decir:
  1. La gente no puede manejar un secreto devastador
  2. El PID quiere revelar un secreto devastador
  3. El PID quiere devastar a la gente
En este tren de hacer tales silogismos, podríamos llegar a absurdos sin par. Por ello, quedémonos aquí. Lo que sí queda claro es que con razonamientos de este tipo, llegaremos siempre a conclusiones muy delirantes.

Otro empleo bien conocido:
  1. Paul murió en un accidente de tránsito
  2. A Day In The Life cuenta un accidente de auto
  3. A Day In The Life cuenta cómo murió Paul

El auto de Tara Browne, el del accidente que fue publicado en el diario, noticia que John leyó e incluyó en A Day In The Life. Mención al joven heredero Guinness, conocido por todo el Swinging London.

Este caso puede aplicarse a casi todas las 'pistas' que el PID ha ido desplegando. Se puede aplicar a la morsa, a Paul cruzando descalzo, a la mano encima de su cabeza, etc. Es cuestión de ensayarlo. Es un buen ejercicio, tómense un ratito y se darán cuenta de cómo funciona.

Uno más:
  1. Yoko pertenece a la familia Yasuda [ricos banqueros japoneses]
  2. Los servicios secretos se valen de los Yasuda
  3. Los servicios secretos de valen de Yoko 
 

Yoko, la bruja controladora de John

Esto procede de un artículo sobre Yoko en el que se reseña toda su vida hasta llegar a John, no de modo casual, sino totalmente programado. En él se plantea cómo la entrada de Yoko en la vida de John no fue como se ha contado, sino como una misión para tener controlado a John, en el contexto de la acción de los servicios secretos que desplegaban por el mundo organizaciones bajo la fachada del arte de vanguardia o de granjas - comunidades, que permitían tener controlada a la contracultura y a la vez experimentar con los efectos de las drogas nuevas. 

También se cuenta del total dominio de Yoko sobre John, se sugiere que en base a hipnosis o drogas, por medio de una mujer metida a artista vanguardista, conectada con John por medio de una de esas organizaciones - fachada [sí, lo adivinan, Indica era una fachada de los servicios secretos !!!], una mujer que se infiltró en el mundo del arte de vanguardia valiéndose de su generosa sexualidad y de codearse con los personajes más importantes, por ejemplo, John Cage, acerca del cual se señala, como al paso, que también fue conocido de Paul McCartney. Una mujer que se educó en una época en Scarsdale, en la insólita escuela Sarah Lawrence, a la cual se presume que también concurrió un año [algo desmentido por la propia escuela] Linda Eastman, también residente en Scarsdale, aunque, desde luego nunca pudieron encontrarse en el ámbito escolar, dada la diferencia de 8 años que se llevaban. Sin embargo, parece que eso fue suficiente razón para entender que no es casual que Yoko se acercara a John y Linda hiciera lo propio con Paul. Sublime coordinación de estas dos mujeres, especie de súcubos salidos de la misma escuela.

Pero en este artículo - al parecer aún inconcluso, faltaría una parte más - se dibuja la línea hacia dónde se quiere hacer derivar la historia. Dice la autora: 'Hipnosis, sesiones de ocultismo, amenazas y sugestión sobre un hombre que vivía una situación inimaginable. Sería imposible entender lo bizarro y ambiguo de esta relación sin contextualizarla dentro del tema de la muerte de Paul. Y así se entiende por qué, cómo y, sobre todo, para qué apareció Yoko en la vida de John.'

Queda claro que entonces estos silogismos no son solamente un manejo torpe de la lógica, sino una manipulación que pretende, siguiendo las líneas que están prefijadas, hilar de modo aparentemente lógico lo que es una constucción novelesca. Nótese que nunca se admite otra posible explicación que no sea: Paul murió, fue suplantado y hay un complot para ocultarlo. Cómo funcionan las explicaciones no importa, siempre y cuando se pueda armar una línea de tiempo atando esas conjeturas. Una vez más lo decimos: cientos de libros de tono conspiranoico están escritos bajo estas premisas lógicas.
Petición de Principio

Se trata de un razonamiento en el que la conclusión está implícita en la premisa. Son tanto más convincentes cuanto más largas puedan ser, para hacer olvidar que la conclusión estaba contenida en la premisa.

En el PID podemos encontrar aplicación de este tipo de falacia, por ejemplo:

La morsa es un símbolo nórdico de la muerte, por tanto, cuando John dice The Walrus Was Paul, alude a que Paul está muerto. Se puede alargar mucho entre medio, pero no ganaríamos en mejorar la explicación. De cualquier modo, esa posibilidad de 'rellenar' entre medio de la premisa y la conclusión, permitiría vincular casi cualquier cosa que roce el tema. Ya lo vimos en un post anterior en el cual explicamos por qué el pretendido símbolo de muerte de la morsa parte de un presupuesto arbitrario y cómo hay muchas otras explicaciones mucho más ajustadas. Pero aún así, el PID tendría una vía de salida alternativa basándose siempre en esos presupuestos. 


I am He as You are He as You are Me and We are All Together ... I am the Eggman, They are the Eggmen, I am the Walrus! Goo Goo Goo Joob!

Veamos: En Glass Onion, del White Album, John dice 'And here's another clue for you all, the walrus was Paul', de lo que se dedujo que la morsa de I Am The Walrus era Paul, el único de los disfraces de animal que era negro, es decir, un símbolo de luto. Como la morsa es un símbolo de muerte en culturas nórdicas, Paul está muerto. Más allá de lo que ya rebatimos de esta secuencia de razonamientos, digamos que el propio John explicó que la morsa estaba inspirada en el poema 'La Morsa y el Carpintero' de Alice In Wonderland de Lewis Carroll, pero que tarde se dio cuenta de que se estaba identificando con el personaje equivocado, dadas las cualidades negativas de la morsa. De esto se puede inferir que cuando dice The Walrus Was Paul no habla de que debajo de la piel negra estaba Paul [ese personaje es el que toca el piano en el tema y el bajo lo toca un zurdo] sino que las cualidades del personaje de Carroll corresponden a Paul. De lo cual sí se puede desprender una pulla de un Lennon hacia un McCartney cada vez más distanciados desde los tiempos del White Album. ¿Qué pistas puede inferir el PID de esto? Por un lado, que basta con intercambiar a quienes están bajo las pieles, para que Paul [en ese momento Faul] quede disfrazado de morsa y sea la morsa. Por otro lado, que la animosidad creciente de John y Paul [y especialmente de John hacia Paul] es signo de que John no acepta a Faul y manifiesta así su descontento. Si unimos esto al rol que se le quiere hacer jugar a Yoko, John no va más allá porque Yoko está allí para controlarlo y, como sabemos, ejerce total dominio sobre él.

Los presupuestos que el PID maneja en estos casos son: la simbología funeraria extrapolada de culturas que no tienen incidencia ninguna en la poética Beatle [contra la influencia de Lewis Carroll, ampliamente comprobable, sobre Lennon, explícita en los libros de su autoría]; la previsión absoluta de todos los detalles, ya que la 'pista' de poner a Faul como morsa no es explícita en Magical Mystery Tour y debe ser aclarada en Glass Onion; la animosidad de John hacia Paul es porque este es Faul y no lo acepta. 

A nadie se le ocurrió pensar que lo que dice John en Glass Onion es precisamente que la frase The Walrus Was Paul implica un problema complejo en el cual se establece la contradicción entre la morsa negra que toca el piano [John] y que ahora se diga que era Paul. Si ya había dicho que la letra de I Am The Walrus tenía cosas para dejar entretenida a la gente por un siglo, que esta contradicción sea otra pista, le aporta un giro de tuerca más al asunto, algo bien digno de la insolente malicia de Lennon. Pero a la vez, al identificar a la morsa con Paul, ¿no está diciendo que la morsa es efectivamente Paul McCartney y ningún otro?

Argumento a Silentio

El silencio del interlocutor acerca de un determinado asunto indica su ignorancia o el ocultamiento de algo. En algunos casos, se entiende que la ignorancia evidencia que hay un ocultamiento. 

El PID está repleto de esta forma de falacia, especialmente cuando plantean acerca de qué es lo que sabe, o sabía, determinado personaje y calla, en la presunción de que hay verdaderamente conocimiento de algo y que el silencio es la ocultación de un secreto, que, por supuesto no puede ser otro que la muerte y sustitución de Paul.

Han aparecido numerosos artículos en los que se plantean dudas acerca de a qué se refieren determinados artistas o allegados al mundo artístico, con algunos dichos. Así, por ejemplo, artículos titulados ¿Qué sabe/sabía ...? seguido del nombre como puede ser Heather Mills o Michael Jackson, o la mención a cosas que pudieron saber otros como Alan Parsons, Paul Simon, David Bowie o The Kinks. También lo que el propio John Lennon quiso decir y no pudo [dominado por Yoko con la complicidad de Faul, ya que ambos han fingido durante años su enemistad para tapar que los dos tenían por misión tener bajo control a John]. 







Amistades bajo sospecha: Bowie, Jackson, Simon ... y más.

En un post anterior dejamos enumerada una lista de personas que deberían haber participado de esta conspiración, todas bajo un severo pacto de silencio. El PID se ha encargado de ir incrementando el número de los conspiradores y, en consecuencia, la amplitud de la conspiración. Porque ya no puede quedar restringida al ámbito de una simple banda de músicos por gravitante que haya sido, sino que tiene que vincularse [seguramente para recuperar algo de credibilidad] con las madres de todas las conspiraciones. No lo digo gratuitamente, sino que ya se ha planteado la relación entre el PID y una gran conspiración mundial que engloba el asesinato de Kennedy, la Trilateral, el grupo Bilderberg, la industria musical, los medios masivos de cominicación, la industria militar y la experimentación con drogas con fines de dominación, granjas comunitarias y organizaciones de arte de vanguardia [Indica incluida]. Creo que, aún le falta un poco de dimensión y me preocupa el silencio al respecto, porque algo se oculta: ¿Por qué no entraron en juego aún los Illuminati, el Vaticano, la Masonería, el sionismo internacional, la Jihad? Quizás las otras conspiraciones son la fachada que oculta la verdadera conspiración.

Argumento ad Ignorantiam

Se produce cuando se sostiene la veracidad o falsedad de algo por el hecho de no existir prueba en contrario, por lo cual debe aceptarse su validez. Ocurre mucho en relación a la existencia de dios. Así como no puede probarse su existencia, tampoco puede probarse su no existencia.

Este es uno de los preferidos por el PID ya que basta con plantear una interrogante en la interpretación de algún hecho y relacionarla con otra de la misma especie a propósito de otro hecho para dejar establecido un presupuesto que, como no puede ser refutado más que a partir de los datos preexistentes, se deja como firme sin necesidad de demostrar su veracidad. De este modo invierten la carga de la prueba, proque quienes deberían demostrar la veracidad de sus dichos son quienes plantean esas dudas y no transferirlo a quienes supuestamente son interpelados por sus interrogantes.

Es así que, o bien validan sin más, en función de sus dudas, una explicación de los hechos que consideran irrefutable, o bien exigen explicaciones contundentes y categóricas acerca de algún tópico que incluyen dentro de la teoría conspirativa, en el entendido de que si no hay una demostración en contrario, la tesis que plantean se valida automáticamente.

En el caso que nos ocupa, se pueden estar refiriendo a por qué Paul o George, o quien sea, dice algo, omite otra cosa, se olvida de algo [a menudo dicen que ignora], que aparecen como contradicciones en un desarrollo que debería haber sido - al parecer - exento de cualquier tipo de alternativas como las que la vida presenta  a diario a cualquiera de los mortales. Parecería ser que por tratarse de personajes públicos sus vidas no hayan podido atravesar la alternativas comunes a los humanos con todas la contradicciones, claroscuros, miserias y defectos que cualquiera puede tener. Lo que hace que sea mucho más sospechosos si todo aparece como inmaculado, lisito, sin pliegues, sin fisuras. Eso sí indicaría la presencia de algo fuera de lugar o de algunas cosas que se quieren ocultar o evitar. Claro que no necesariamente por los mismos motivos que los conspiranoicos suponen - la conspiración en sí - sino por motivos muy humanos: vergüenza, pudor, temor, recato, arrepentimiento, rencor, escrúpulos o falta de ellos, y un largo etcétera.

Es de destacar que los conspiranoicos del PID han argumentado que la historia de Paul/Faul ha sido contada de modo edulcorado y adulterado ocultando la verdad del asunto. Se dice que la personalidad del presunto McCartney no encaja con la realidad de los hechos y se establecen una serie de presupuestos que no requieren de verificación, porque ponen en duda la que sería una historia armada publicitariamente. La historia idílica de amor con Linda, el vegetarianismo militante, la protección de los animales, el padre de familia, el músico y empresario exitoso y polifacético, todo ello, considerado como un gran montaje que tapa la conspiración y la verdad, es lo que se pretende desmontar. Pero parece ser que esa forma de mostrar un McCartney impoluto solo vive en las mentes del PID a los efectos de tener algo contra lo que ir, por lo cual, aparece aquí otra vez la falacia del hombre de paja, esto es, la construcción de un enemigo contra el cual ir, con todas las características prontas para poder atacar sus puntos débiles, derribarlo y vencerlo.



 ..............

Bien amigos, cerramos este post diciendo que no será el último, pero con una breve conclusión: El PID ha ido variando su forma de razonar y argumentar. Habiendo caído en el descrédito la serie de pistas gráficas, sonoras y criptográficas, se pasó luego a las alteraciones físicas que presuntamente se habrían operado en Faul [personaje fictico, hombre de paja también, que unifica a todos los propuestos sustitutos de McCartney] sin que resultan convincentes, ya que se han basado en imágenes más que sobremanipuladas [estos argumentos no se enarbolaban antes de que Internet permitiera divulgar imágenes a diestra y siniestra sin aportar, sin embargo, ninguna garantía de su pureza en cuanto a no haberse adulterado de modo alguno] por lo que resultan documentalmente mucho más que dudosas en su validez. Ahora se está atacando por el lado de las posibles contradicciones e inconsistencias de Faul con respecto al pasado de Paul y a los dichos o silencios de otros protagonistas. Incluso hay quienes, participando del PID descreditan y contradicen a otros promotores del PID señalando que en realidad forman parte de la contraconspiración que se ha desatado para acallar y ridiculizar al PID. Al parecer ahora se están disputando lugares de autenticidad y de veracidad entre ellos. Hablan de desinformación y contraconspiración y ¿qué es lo que desacreditan? La emprenden contra aquello que quedó evidenciado como inverosímil, no creíble y a todas luces falso, y lo hacen sin ninguna piedad: contra los que se basan únicamente en las pistas de los discos, contra El último testamento de George Harrison [documental al cual también tratan de mockumentary, pero como parte de una campaña de desprestigio del PID], y muchos más. Desacreditaciones que también suscribimos pero no porque sean una conjura para ridiculizar al PID [en realidad no se puede ridiculizar lo que ya es ridículo de por sí] sino porque no se sustentan.


La prensa cubrió el gran rumor [The Great Hoax] y facturó bastante con las suposiciones y la pistas que se iban identificando. El estímulo para vender: The Death Clues. How The Public Found Out.


La prensa también cubrió la vida de McCartney. Claro que el PID acusó a Life de estar al servicio de Faul. Es decir, que son parte de la conspiración, faltaba más.

Pero en lo que no reparan es que todo el rumor nació precisamente de eso que ahora invalidan: las pretendidas pistas en las canciones y las tapas de los discos. Esos fueron los motivos por los cuales empezaron a creer en el PID y, cosas que tiene la vida, ahora reniegan de la base de su fe.

Este tema sigue.

Nos encontramos pronto

















Ayudanos a estar entre las 100 mejores páginas Beatle de la Web, votándonos ACÁ. Gracias mil.

martes, 9 de diciembre de 2014

PAUL IS DEAD. ÍNDICE DE POSTS EN ABBEY ROAD. [En el 34º aniversario del asesinato de John Lennon]

Parece una paradoja escribir algo sobre la ficcionada muerte de Paul McCartney en el día del aniversario del inicuo y fútil crimen contra la vida de John Lennon.

Pero mirándolo de otro modo, la muerte de Lennon ha sido involucrada en los delirios fantasiosos de quienes han ido tejiendo una de las teorías conspirativas más rocambolescas, tanto como absurdas. Como recordarán los amigos de ABBEY ROAD, la muerte de Lennon ha sido atribuida a que John habría amagado con revelar los entretelones de la 'muerte' de Paul en 1966 y sus sustitución por quien ahora es conocido como McCartney y al que llaman Faul, falso Paul. Los disparos que le descerrajó Mark Chapman a las puertas del Dakota en Nueva York habrían estado dirigidas por las poderosas fuerzas que urdieron la trama en 1966 y que habían mantenido la farsa hasta 1980. Así que John habría sido silenciado y otro tanto habría ocurrido con George Harrison si no se hubiera salvado del atentado sufrido en su casa en 1999 cuando resultara apuñalado.

Sobre todo este disparateo en caída libre hemos hablado en otros posts y precisamente la intención que tenemos con este es centralizar un índice que permita acceder a todos ellos, simplificando su búsqueda en el blog, amén de contar con las etiquetas de cada post.

Por ello, si bien el centro del asunto es la presunta, supuesta e hipotética muerte de Paul McCartney, los otros Beatles también aparecen envueltos en la conspirativa trama, además de varios personajes más.

Ya hemos señalado que como las 'pruebas' aportadas desde el origen del rumor en 1969 han ido cayendo una tras otra en el desprestigio, los seguidores del PID [Paul Is Dead] han debido encontrar otros artículos de fe, como supuestas pruebas antropométricas, fotográficas [orejas, ojos y estatura, en particular] y espectrográficas de voz, que no obstante, se dan bastante de patadas las unas con las otras, porque si todas fueran ciertas, ninguna podría serlo porque se descartan entre sí. La última moda ha sido tratar de encontrar en el McCartney posterior a los '80 y especialmente en el actual, lagunas en los recuerdos, errores en datos, presuntas ignorancias de hechos protagonizados por el Paul original, etc.

La colección sigue creciendo y seguramente pronto traeremos alguna perlita más. Pero entretanto, y para poner a los amigos de ABBEY ROAD al tanto de buena parte de esta disparatada historia, les conducimos a los posts que hemos publicado hasta el momento.

Varios de ellos pueden encontrarse publicados también en Paperblog

Haciendo click sobre los títulos, podés acceder a cada post.


http://4.bp.blogspot.com/-ycUOnt-1Tnw/T0rsANuI1RI/AAAAAAAABtc/gHMlGo7ezPg/s1600/Ultimo-testamento-de-George+Harrison.jpg
En el que damos cuenta del mockumentary 'Paul McCartney Really Is Dead. The Last Testament Of George Harrison', de Joel Gilbert, que presenta la presunta grabación de George Harrison convalesciente del atentado de 1999, contando la trama de la conspiración que se esconde detrás de la sustitución de McCartney. Ciertamente está lleno de referencias truncas, de caminos que se cortan porque la fuente de información desapareció o fue silenciada o tantos otros desafortunados episodios que dejan todo turbio. Es memorable cómo trata de hacer que el personaje de Lovely Rita sea una referencia a una chica que habría presenciado el accidente de Mccartney en 1966 y que luego no sería otra que Heather Mills [aún cuando nació en 1968] y la causa de su minusvalidez habría sido un atentado contra ella para que no abriera la boca, tras lo cual, sin embargo, logró convertirse en esposa del falso Paul. Sublime. Como agregado al post, también damos cuenta de la clave Klaatu, relativa a la formación de esta banda en los '70 como tapadera para una reunión de The Beatles sin McCartney a fin de develar discretamente la conspiración a través de la música de la banda, donde Terry Draper es el doble de voz de McCartney.



http://2.bp.blogspot.com/-PweStpZ5YSY/UDlSj_v7kPI/AAAAAAAAFIs/tQ2syewIbIo/s1600/The-Beatles-Rubber-Soul.jpgEn este post nos propusimos pasar revista a la mayor cantidad de pistas señaladas a partir del comienzo del hoax Paul Is Dead en 1969, relativas a las carátulas de los álbumes, a las letras de las canciones y a presuntos mensajes insertados en backwards, pero que se retrotraían tantro que parten de discos incluso anteriores a la supuesta muerte de McCartney. Sobre Rubber Soul y Revolver se llegó a decir que son carátulas premonitorias [!!!] La longitud del post llevó a que lo cortáramos en dos partes. En este se extiende desde 1965, con Rubber Soul, hasta 1967, con Magical Mystery Tour. El mecanismo es ir tomando cada referencia y adjudicarle un índice de credibilidad en base a si la imagen, la letra o el sonido realmente existen pero también si es razonable la significación que se les atribuye.




http://3.bp.blogspot.com/-lN741GYbPsY/UDwE8GIjW4I/AAAAAAAAFgE/AXfuxUfanQY/s1600/abbey-road_portada.jpgEste post es la segunda parte del anterior, completando el panorama de las supuestas pistas desperdigadas por las tapas y los surcos de los discos. Abarca desde The Beatles aKa White Album
de 1968 hasta Let It Be y Abbey Road, de 1969, aunque el primero haya sido editado finalmente en 1970 más de un año después de su creación. La lógica seguida es la misma que en la primera parte. Al final agregamos consideraciones más generales y hacemos un balance global de credibilidad del conjunto de pistas. Al parecer este post provocó con cierto delay en el tiempo, el malestar de algún lector que incluyó un comentario adverso pasados dos años de publicado. La respuesta a esas apreciaciones no cabían en un comentario y dieron lugar a otro post que dio respuesta a las rarezas que se señalaban en el comentario.



http://4.bp.blogspot.com/-QF40XcWEDUM/U21UOXAOgAI/AAAAAAAAPfQ/L5hfWvdEcBo/s1600/313772_168295149987197_1859296952_n.jpgComo dijimos, este post fue en respuesta al comentario incluido en el post anterior en el que se señalaban hechos de naturaleza diferente, podríamos decir que de nueva generación, tendiente no ya a las pistas de los discos sino a contradicciones de Paul McCartney que serían producto de su ignorancia acerca del verdadero Paul y que, por tanto, demostrarían que es otra persona. Esta es la última moda en cuanto al PID se refiere.
En este post comenzamos con algunas consideraciones acerca de las teorías conspirativas y los centenares de libros que ponen febriles las mentes de quienes quieren creer en que el mundo y la historia son tan solo producto de las manipulaciones de poderosos ocultos en las sombras que han tenido en ascuas a una estúpida humanidad a la que ellos quieren despertar para que resulten tan iluminados como ellos.
Luego continuamos con lo que dice el comentario, que refiere, por un lado al significado de la morsa, y la expresión The Walrus Was Paul, por otro a los backwards y por otro a lo que sería un yerro fatal de McCartney al referirse a su primer bajo Höfner 500/1 en una entrevista para televisión allá por comienzos de los '90. A todo eso se da amplia respuesta, así como también terminamos refiriéndonos a los prejuicios y cómo se pueden evitar si se procede a una investigación histórica seria.



http://3.bp.blogspot.com/-5BAWxYrRzbA/U3Z15hVJEsI/AAAAAAAAPiY/kgIpaa9vGIc/s1600/66_john-lennon_002.jpgEn este post nos dedicamos a repasar la cronología Beatle del período que va desde setiembre de 1966 hasta enero de 1967, en el cual se habría producido la muerte y sustitución de McCartney por Faul, al que ya se atribuye sin ningún ambaje la identidad de William Campbell [aunque no es la única]. Este repaso lo hacemos en base a los datos que aportan los especialistas reconocidos en la investigación histórica y biográfica, tanto de The Beatles como de Paul McCartney. La contundencia de las pruebas documentales que aportan los investigadores dan por tierra con todas las conjeturas acerca de un accidente, la aparición de un doble de cuerpo y de voz que fue operado varias veces con cirugía plástica, que aprendió a ser zurdo, que compuso enormes temas que hubieran dado envidia al 'verdadero' Paul, etc. Como cierre del post volvemos sobre cómo se investiga en historia y aportamos una sólida bibliografía para ilustrarse sobre toda la historia Beatle. En especial se señalan algunos libros que contienen el día a día de la banda, la historia de sus grabaciones, de sus filmaciones y emisiones en radio y conciertos en vivo. También testimonios de primera agua como los de Barry Miles [su amigo y guía por el mundo de la vanguardia] y Geoff Emerick [el ingeniero de sonido de casi todos los álbumes de la banda y de muchos de McCartney solista].




http://3.bp.blogspot.com/-D8XknHOFcwU/U34uJBwdUoI/AAAAAAAAPoU/VhAH8nA3D1w/s1600/Batman222june1970.jpgOtro post en respuesta a otra contradicción que se pretende ver en lo que ha dicho McCartney. En este caso se trata de otro fragmento de una entrevista para televisión en el que le hacen reconocer y cantar una canción que él mismo cantaba unos 30 años antes y, claro, le erra a la letra. La canción no es ninguno de los éxitos que repitió a lo largo de todos esos años, sino una que no volvió a tocar desde principios de los '60, a excepción de las sesiones para Let It Be en 1969 y en la que tanto a él como a John les costó arrancar con la letra correcta. Se trata del bolero Bésame Mucho de Consuelo Velázquez.





http://2.bp.blogspot.com/-N8Fbv0QqRUo/U5UCnw8ZWgI/AAAAAAAAPzI/KC4vuXBwm80/s1600/mccartney-let-it-be.jpgEn este post tratamos acerca de otro de los objetivos predilectos del PID, las variaciones de color de los ojos de McCartney. Hemos tratado de explicar por qué esas variaciones, ya que en fotografía la luz es factor determinante para los tonos que se pueden ver. Mostramos cómo esas variaciones de claro a oscuro y viceversa se ven en fotografías tanto anteriores como posteriores a la supuesta sustitución de McCartney. En el post también se señala la relativa seguridad que las fotografías pueden dar a la hora de aseverar aspectos que pueden ser manipulados pero que, aunque no se las retoque, por efecto de la iluminación lo real puede resultar falseado.

Por ahora estos son los posts que hemos publicados. Sin embargo, prevemos que no serán los únicos. Los amigos de ABBEY ROAD nos aportan datos sobre páginas donde se proponen más dislates a partir de premisas que siguen considerando verdaderas a pesar de estar más que demostrado que no tienen ningún asidero ni real ni lógico.

Por ello, seguiremos insistiendo allí donde lo absurdo pretenda vestirse de verdad racional y objetiva. Algún amigo me señaló que yo era una persona bienintencionada porque suponía que los defensores del PID no lo hacían por dinero sino por notoriedad o algo por el estilo, pero en realidad no soy tan ingenuo como para que cuando me refería al dinero no dejara deslizar algo de sarcasmo e ironía en el comentario. Igualmente preferiría que con todos sus delirios y dislates, los defensores del PID lo hicieran por puro convencimiento y amor a la verdad que creen hay en sus teorías.

Ya volveremos sobre este tema.

Algo para el final: comenzamos este post de noche, coincidiendo con el aniversario de la muerte de John, pero hacerlo nos llevó un buen tiempo y ya estamos en el día siguiente, por lo que aparecerá en la fecha la del 9 de diciembre. De cualquier manera, nuestro sentimiento se reitera ante un nuevo año de una ausencia que de tan fuerte que es hace que la figura de Lennon esté cada vez más presente en cada uno.

----------------------------------------------------
AGREGADO EL 26/12/2014


En este post nos dedicamos a repasar los diversos tipos de falacias que se han utilizado en defensa del PID. Abarca las distintas generaciones de argumentos empleados para sostener la muerte y sustitución de Paul. Se repasa cómo Faul es un personaje ficticio creado para no caer en las contradicciones anteriores acerca de su verdadera identidad, ya que se anulan entre sí, por lo cual ya no tiene nombre, ni historia, ni pasado, ni imagen propia. También se destaca cómo dentro del propio PID existe una lucha de supremacía y cómo unos se desvirtúan y desacreditan a otros, con acusaciones que ya llegan al tenor de pertenecer al enemigo infiltrado para provocar desinformación y contraconspiración.
Y dentro de esa desacreditación caen también las bases que dieron origen a toda la historia, las viejas, queridas e ingenuas pistas que construyeron el castillo de naipes del PID y que, ahora ya caídas en el descrédito, son abandonadas como falsas, con lo cual no se dan cuenta de que están desacreditando toda la historia, una a la que se adhirieron precisamente a partir de pistas falsas. Eso en religión se llama apostasía. Pero tranquilos, no soy de lanzar anatemas, pero lo señalo porque con esto han renegado de las bases de su propia fe.
----------------------------------------------------

AGREGADO EL 31/12/2014


En este post nos dedicamos a un artículo publicado por una señora española partidaria del PID, que se denomina Lady Ruth, y que se dedica a la biografía de Yoko Ono, con la finalidad de demostrar que miente en relación a su acercamiento a John Lennon, y que tenía una precisa misión de estar cerca de él, como forma de control. Se introduce en los vericuetos de una teoría acerca de los mecanismos de los servicios secretos para tener vigilada a la vanguardia y poder experimentar con drogas. De ese modo, había que tener bajo control a personajes como The Beatles, especialmente a John. Se sugiere que Paul McCartney [Faul] colaboró con esa misión y que su enemistad con Yoko nunca fue tal. La finalidad del post de Lady Ruth es el de desprestigiar el valor testimonial de algunos protagonistas de aquel entonces, del entorno de Paul y sembrar más dudas acerca de si murió, por qué murió, cómo se lo sustituyó, etc. En parte, más de lo mismo. Nuestro post se propone dejar en claro que se valen del antiquísimo mecanismo de la calumnia para poner en duda la credibilidad de alguien y lo relacionamos con el aria La Calunnia de la inmortal ópera de Rossini 'El Barbero de Sevilla'

----------------------------------------------------

AGREGADO EL 30/03/2015

PAUL IS DEAD [X]: La bolilla que faltaba, WikiLeaks y el Sindrome Mr. Heckles [30/03/2015]


En este post nos dedicamos a comentar el efímero rumor acerca de documentos reveladores que WikiLeaks daría a conocer, en particular el certificado de defunción de McCartney fechado el 9 de noviembre de 1966. Duró tanto como el tiempo que le llevó a WikiLeaks desmentirlo. Más allá de ello, el post fue propicio para algunas reflexiones acerca del rumor en la era digital y la validación de informaciones incluso a partir de la duda misma que generan, por el hecho de ser mencionados en la web. El Sindrome Mr. Heckles funciona así: No es verdad que WikiLeaks vaya a publicar los documentos, pero... podría hacerlo. [Mr. Heckles refiere a un personaje de la sitcom Friends lo que se explica más ampliamente en el post].


Nos encontramos pronto



















Ayudanos a estar entre las 100 mejores páginas Beatle de la Web, votándonos ACÁ. Gracias mil.

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable