CRUZAN ABBEY ROAD

ACROSS THE BEATLE UNIVERSE

VOTANOS AQUÍ PARA QUE ABBEY ROAD ESTÉ ENTRE LOS 100 MEJORES BEATLES SITES

miércoles, 19 de diciembre de 2012

LOS DISCOS DE: YES [MI RANKING PERSONAL]

Otra banda longeva y con muchas vicisitudes en su alineación, como ya expusimos en un post anterior. Personalmente es una de las bandas que más me ha acompañado desde la adolescencia, cuando descubrí su música y desde cuando seguí bastante atentamente su evolución posterior. Y en esa larga historia de 45 años, los álbumes que se fueron sucediendo, fueron dejando marcas y surcos de diferente magnitud en nuestra sensibilidad. En algunos momentos más alejados de nuestras preferencias y en otros estableciendo parámetros nuevos según los cuales determinar esas preferencias. 



White, Howe, Wakeman, Squire y Anderson. La formación clásica en los '70.

Puede decirse que es una banda que tiene algunos momentos contradictorios entre sí, altas y bajas en su creatividad, así como resurgimientos y decaimientos. Pero es innegable la trascendencia de su música y el papel de paradigma dentro de eso que suele llamarse el Symphonic Prog.

Nuestro ranking, como en los casos anteriores, se centra en los álbumes de estudio y se plantea en orden ascendente.



Squire, Howe, Anderson, Wakeman y White. Otra vez juntos para la gira del 35º aniversario [2003 - 2004]

Entre 1968 y 2011, se pueden encontrar 19 álbumes de estudio, con períodos de alta productividad y largos lapsos de silencio. Eso está ligao a los cambios de alineación y a la influencia más o menos manifiesta de ciertas asociaciones que la banda hizo con otros músicos. Así, al lado del line up clásico de Anderson, Squire, Howe, Wakeman y White/Bruford, ciertas oscilaciones estilísticas y de calidad pueden apreciarse en relación a alianzas musicales. Por ejemplo, coincidentes con las 2 ausencias de Anderson, ambas acompañadas por la ausencia de Wakeman (aunque éste, a su vez, tiene otras ausencias propias), la banda se asoció con los ex - Buggles, Trevor Horn y Geoff Downes [en 1980 y desde 2011]. Asimismo, durante los '80 funcionó la alianza de la banda con Trevor Rabin y con la ausencia de Steve Howe [en Asia o en GTR], así como en los '90 tardíos, se dio la influyente asociación con Billy Sherwood. Estas variantes inciden sobre las preferencias de unos momentos sobre otros y no está de más decir que la parte alta de nuestro ranking está ocupada casi totalmente por obras de la formación clásica.

Pues bien, aquí vamos:



Lugar Nº 19 - Union [1991]




Este disco es un producto híbrido entre la parte de la banda que había conservado el nombre Yes, pero no había producido discos, y los otros músicos de Yes que no podían usar el nombre, pero editaron discos e hicieron presentaciones bajo el nombre de ABWH. El resultado es una amalgama extraña que tiene doble formación de instrumentistas en guitarra [Howe y Rabin], teclados [Wakeman y Kaye] y batería [Bruford y White], un bajista [Squire] y un vocalista [Anderson], quien en realidad será el verdadero nexo de unión de esta formación totalmente efímera. Será un disco con personalidad ambivalente, lo menos convincente de la banda para nosotros, aunque no se puede decir que sea malo netamente, sino algo que quedó en el intento de llegar a estar a nivel de músicos de fuste.

TEMA DEL DISCO: SHOCK TO THE SYSTEM



Lugar Nº 18 - Talk [1994]






En la vuelta a la formación del Yes de los '80, el de 90125 y Big Generator, se intentó darle más vuelo y complejidad a las composiciones, volviendo a composiciones largas, tipo suite, sin que se alcanzara un resultado plausible. Este es un disco que podría señalarse como presuntuoso, como aspirante a mucho más de lo que realmente es. Tampoco es malo, en todo caso, es malogrado, no llega a cumplir su propósito y está dentro de lo más olvidable de la banda.

TEMA DEL DISCO: WHERE WILL YOU BE

Lugar Nº 17 - Big Generator [1987]




Este disco tiene la particularidad de insertarse en un momento en que el Prog prácticamente había desaparecido y las bandas se reconvertían erráticamente. Yes optó por una línea más comercial, con toques tecno [algo parecido había afectado a Ian Anderson y Jethro Tull y otros, como Genesis y ELP] y algo de funk y algunas otras fusiones, quizás provenientes de World Music, via Jon Anderson. De ahí que este disco tiene un buen éxito comercial, Rhythm Of Love, que encuadra dentro de las líneas de preferencia de la época, con el abandono de obras de largo aliento, volviendo al formato canción, a algo más aprehensible y recordable por públicos masivos a través de la radio o de MTV. No obstante, no llegó a la repercusión del siguiente disco.

TEMA DEL DISCO: RHYTHM OF LOVE

Lugar Nº 16 - 90125 [1983]




Este álbum bien podría ser la primera parte de Big Generator. Fue la rentrée de Yes luego de su primera disolución después de Drama. Volvió con mucha diferencia al punto en el que habían dejado, metiéndose más en la música de mercado masivo y desplegando su mayor éxito comercial [curiosamente en su etapa de menos importancia y gravitación como creadores], ese por el cual hay generaciones que reconocen a la banda: Owner Of A Lonely Heart. La realidad es que muchos no conocen a Yes por Roundabout o por Heart Of The Sunrise, por Close To The Edge o por And You And I, sino por el gran éxito de Owner Of A Lonely Heart, que, dicho sea de paso, es lo mejorcito de todo el álbum. De los otros temas, puede haber pasajes rescatables, pero como conjunto muy rara vez se escucha entero.

TEMA DEL DISCO: OWNER OF A LONELY HEART

Lugar Nº 15 - Keystudio [2001]






La fecha es engañosa, porque las grabaciones de este disco provienen de mediados de los '90, ya que este disco recopila las grabaciones de estudio hechas paralelamente a los dos Keys To Ascencion, de 1996 y 1997. Corresponden a la formación clásica, una vez más reunida y de cuya actuación quedan los registros realizados en el Teatro Freemont de San Luis Obispo, CA, en 1995. Ninguno de esos nuevos temas llega a estar a la altura de la formación que los compuso. Haciendo abstracción de Mind Drive y Foot Prints, temas que se hicieron mucho en vivo durante la gira de los 35 años de la banda, el resto de los temas pasó sin pena ni gloria.

TEMA DEL DISCO: MIND DRIVE


Lugar Nº 14 - Open Your Eyes [1997]






Este disco, con no ser de los mejores, suele estar bastante más subvaluado de lo que merece. Es cierto que está contaminado de un aire quizás excesivamente pop, pero tiene temas de muy buena factura. probablemente sea el que más influencia recibe de Billy Sherwood. No va a pasar a la historia como un álbum modélico, pero, a mi juicio, merece estar por encima de todos los que referimos anteriormente. Hay muchos temas bien concebidos y perfectamente realizados, aunque no sean una maravilla ni generen una revolución.

TEMA DEL DISCO: FROM THE BALCONY



Lugar Nº 13 - Drama [1980]





La asociación con los Buggles, tras la salida de Anderson y Wakeman, le confirió a Yes, a fines de la década de los '70 y comienzos de la de los '80, un toque más pop, acorde con los trabajos previos de estos. El album, sin ser malo, no conformó en su momento y sigue siendo un disco de segunda línea en la discografía yesiana. Hay buenos hallazgos sonoros, pero viniendo después de Tormato, pareció un salto al vacío comercial. Pero algunos aciertos tiene y algunas reminiscencias del pasado sinfónico también. Por ello, está a mitad de la tabla de preferencias.

TEMA DEL DISCO: DOES IT REALLY HAPPENS? [Es el que más me gusta, pero no descarto TEMPUS FUGIT]



Lugar Nº 12 - Fly From Here [2011]





Otra vez asociados con los ex Buggles, ahora con Trevor Horn en producción y Geoff Downes en teclados, con las ausencias de Anderson y Wakeman, nuevamente, y con Benoit David de vocalista, volvieron a la palestra después de 10 años de no haber novedades. Y aunque las ideas no eran tan nuevas, sí lo fue la realización. Partiendo de ideas que habían quedado de la época de Drama, la banda actualizó aquel proyecto y lo completó con nuevos temas, con un resultado más que digno, aunque no será de los hitos sobresalientes. En cualquier caso, será una señal de la persistencia de la banda y un punto más acerca de la polémica acerca del vocalista de Yes [¿es Yes sin Anderson?].

TEMA DEL DISCO: INTO THE STORM [peleando rudamente con HOUR OF NEED]



Lugar Nº 11 - Yes [1969]




Ahora entramos en una zona francamente ascendente. Este es el álbum debut de la banda y a pesar de la inexperiencia y lo mucho que le quedaba por desarrollar, es francamente superior a muchos de los antes mecionados. Tiene, desde luego, una frescura primitiva, un sonido propio de la tecnología de aquel momento, y todo el asombrado descubrimiento de nuevos sonidos que el Rock estaba empezando a explorar. Se puede apreciar los embriones tanto de las secciones rítmicas que serían características de la banda, de las composiciones más líricas de inspiración andersoniana y de los arreglos vocales que serán seña de identidad de la banda.

TEMA DEL DISCO: LOOKING AROUND


Lugar Nº 10 - Time And A Word [1970]



 

Un álbum que empezaba a mostrar los primeros frutos progresivos, en composiciones más enjundiosas y más complejas, no ya simples canciones, sino estructuras compositivas que requerían de mayor dominio instrumental y de mayor inventiva creativa, cosa que por aquel entonces no parecía tener límite en aquel Swinging London, donde estos músicos eran los jóvenes que miraban a veteranos más experimentados como The Beatles, The Rolling Stones, Pink Floyd o The Who, entre muchos otros.

TEMA DEL DISCO: NO OPPORTUNITY NECESSARY, NO EXPERIENCE NEEDED




Lugar Nº 9 - The Ladder [1999]



Este es otro álbum menospreciado en general, que merece una mejor valoración. Está en la transición hacia un Yes más profundo, que recupera algunas de sus virtudes tradicionales y se va alejando del sonido más tecno pop de los '80 y '90. Este disco es la única oportunidad en que Yes supera los cinco miembros [si hacemos abstracción de Union, donde no hay propiamente un solo Yes], al tener doble guitarra [Howe y Sherwood] y un tecladista [Khoroschev], además de Anderson, Squire y White. La influencia de Sherwood aún se hace sentir, pero está mejor integrada a la matriz de la banda. De esta época queda un memorable registro en vivo, tanto en audio como en imagen, la actuación en la House Of Blues de Las Vegas en 1999. Este disco muetra a la banda en excelente forma y en un acoplamiento irreprochable.

TEMA DEL DISCO: HOMEWORLD (THE LADDER)



Lugar Nº 8 - Tales From Topographic Oceans [1973]




Podría ser considerado por algunos como la quintaesencia progresiva sinfónica de Yes, en especail por su estructura en cuatro movimientos, como una sinfonía y por su estructura compleja en temas, ritmos e instrumentación. Sin embargo, a mi juicio, con ser una obra de importancia, es quizás la que más justifica tildar a la música de Yes de presuntuosa. Nos parece que el resultado es muy bueno pero que aspiraban a lograr una obra definitiva. Es el único álbum completamente conceptual de la banda, repartido en dos discos, lo cual marca una cota alta de ambición. Prefiero planteos conceptuales más acotados, Yes los ha hecho mejor. De todos modos, Tales posee momentos verdaderamente memorables que lo salvan de estar más abajo en este ranking personal.

TEMA DEL DISCO: RITUAL / NOUS SOMMES DU SOLEIL [4º movimiento]




Lugar Nº 7 - Magnification [2001]




La vuelta al mejor Yes, aunque no está Wakeman para los teclados. Es la única formación de Yes con cuatro integrantes y sin teclados. A cambio de ello, introducen una orquesta sinfónica entera y arreglos orquestales que tienen real protagonismo en varios tramos. Este disco fue la antesala del penúltimo período yesiano, cuando la formación clásica volvió a reunirse en torno al 35º aniversario y la gira correspondiente. Pero de la gira de este álbum hay un registro memorable, hecho en Holanda y con una gran orquesta juvenil, que se editó como Symphonic Yes. Magnification es un disco irreprochable. Tiene todos los ingrtedientes sustanciales de Yes: el timbre y la lírica de Anderson, la rítmica de Squire y White y la guitarra sublime de Howe, más la orquesta, los arreglos vocales, el vuelo de la música y las letras espiritualistas, el efecto de llenar el aire de las composiciones ... ¿algo más?
Durante la gira de los 35 años, Wakeman llevó a su teclado varios de estos temas y sonaron como si los hubieran compuesto pensando en él.

TEMA DEL DISCO: IN THE PRESENCE OF [aunque pelean también MAGNIFICATION y DREAMTIME]




Lugar Nº 6 - Tormato [1978]




El último disco de la época más fructífera de la banda. Yes fue una banda que llenó estadios en los '70, cuando el Rock de estadio recién despuntaba. Aun con sus largas composiciones y sus sonidos intrincados arrastraba multitudes. Luego, la onda progresiva decayó y sucumbió ante el punk y el heavy, formas más primarias y accesibles y sobre todo tocables sin necesidad de virtuosismos. Tormato es el canto del cisne de la era de oro progresiva de Yes. Su próximo álbum ya no sería parte de la misma línea y dos de sus puntales se habrían ido. En Tormato, mirado a la distancia, hay una declaración entre rebelde y resignada acerca de esa muerte anunciada del Prog [que afortunadamente sería temporaria], y posee más de un gran tema. Y un lema indeleble: Rock Is The Medium Of Our Generation.

TEMA DEL DISCO: RELEASE, RELEASE



Lugar Nº 5 - Going For The One [1976]




El disco que marcó el regreso de Wakeman a los teclados de Yes y que hace dupla con Tormato para cerrar una etapa brillante. Posee temas menos voluminosos, pero no por ello menos complejos y sí muy bien estructurados. Wakeman había vuelto con la promesa de escapar un poco al hiperdesarrollo al estilo de Tales y hacer un proyecto no menos ambicioso pero sí de más alcance y penetración. Going For The One desconcertó un poco al principio, ya que marcó una distancia apreciable respecto al anterior Relayer, pero a poco de escuchar mejor los temas, Yes estaba allí, remozado y renovado.

TEMA DEL DISCO: WONDEROUS STORIES [por la belleza que emana de su simpleza]



Lugar Nº 4 - Relayer [1974]




Una propuesta mejor lograda que Tales, un año después y con tecladista nuevo. Tan solo tres temas que rayan en la perfección cada uno de ellos [la misma fórmula que en Close To The Edge]. En parte es el retorno a la línea de Close To The Edge, tras haber incursionado en una apuesta algo excesiva con Tales. Patrick Moraz como tecladista se integra bien, pero nunca será disimulable la ausencia de Wakeman. Hay partes memorables y sonidos que fueron, para su tiempo, texturas sonoras desconocidas anteriormente. Un momento de gran madurez que podría ser visto como Close To The Edge 2.

TEMA DEL DISCO: TO BE OVER



Lugar Nº 3 - Close To The Edge [1972]




¿Qué decir de algo que habla por sí solo? Close To The Edge es la quintaesencia del sinfonismo de Yes, aunque no lo consideremos en el primer lugar de nuestro ranking [del cual tampoco dista tanto]. Cualquiera de los temas de este álbum aparecen reiteradamente en las presentaciones en vivo de la banda no importa en qué momento sea. Sospecho que And You And I disputa el primer lugar de temas más veces tocados en vivo con Roundabout. Este disco es una marca, una señal distintiva de la banda. Y si nos ubicamos en los tempranos '70, ¡qué impresionante resultaba el mundo sonoro que nos presentaba! No sonaba a nada conocido y sí a algo estimulante, que realmente te abría los oídos y la cabeza.

TEMA DEL DISCO: AND YOU AND I


Lugar Nº 2 - The Yes Album [1971]




El primer disco con Howe en la guitarra ¡y qué diferencia! No es que Peter Banks fuera mal guitarrista, pero su sonido no se adaptaba a lo que Yes andaba buscando. La matriz más psicodélica y exprimentalista de Howe, proveniente de la prestigiosa y vanguardista banda Tomorrow [la de My White Bicycle] le permitió a Yes meterse en espirales sonoras de vértigo y en riffs delirantes y llenos de variantes cromáticas. Un excelente álbum que performa el progresivo de la banda. A cual tema mejor que el otro, todos dejan un sustrato que rendirá en el futuro inmediato, cuando la formación termine de reformarse. Asombran los primeros acordes del disco con su sonido compacto, exacto, preciso, inapelable.

TEMA DEL DISCO: STARSHIP TROOPER [pero por poner uno, porque también podría ser YOURS IS NO DISGRACE o I'VE SEEN ALL GOOD PEOPLE]


Lugar Nº 1 - Fragile [1971]




Es la llegada de Wakeman a Yes, proveniente de The Strawbs, donde había ido por su amigo David Cousins, pero con oferta para integrarse a la banda de David Bowie. Finalmente, cedió a unirse a una banda con la que tendría una relación oscilante durante varias décadas, saliendo y volviendo repetidamente. Aquí encontramos al primer Wakeman y su aporte diferencial para lograr la personalidad sonora de Yes. En una escena de Escuela de Rock, el protagonista encarnado por Jack Black [además de actor, integrante de Tenacious D] les reparte discos a sus alumnos para que escuchen ciertos tramos para aprender de los maestros. Uno de esos discos es Fragile y le recomienda a quien va a ser la tecladista de la banda que escuche el solo de Wakeman de Roundabaout para aprender lo que es tocar teclados. Así como en la carátula aparece un planeta sobre el cual vuela una extraña nave velera voladora [muy parecida al Moorglade de Olias Of Sunhillow, de Jon Anderson], así este disco nos presenta la concreción de un planeta sonoro que se puso en órbita de modo definitivo y definitorio, a partir de entonces y nos invita a explorarlo. Un viaje, una aventura y unos descubrimientos inolvidables.

TEMA DEL DISCO: ROUNDABOUT [por popularidad, pero no hay que olvidar HEART OF THE SUNRISE O SOUTH SIDE OF THE SKY]



Un pequeño detalle respecto a los tres primeros discos: hay que destacar la enorme presencia del Bill Bruford en la batería, quien luego de Yes recalaría en King Crimson, haciendo otra escala en su proceso de crecimiento como músico. No es que White no haya sido bueno, por el contrario, la entrada de White se hizo con acople perfecto a la banda y a lo que necesitaba en ese momento. La época de Bruford llegó a su bifurcación tras Close To The Edge y siguió un camino que no hubiera podido desarrollar dentro de Yes. White [ex baterista de John Lennon] fue la pieza correcta para el momento adecuado y encajó a la perfección.


Yes 2010: Squire, White, Howe, Oliver Wakeman y Benoit David

Yes 2011: David, White, Howe, Downes y Squire


Yes 2012: Squire, White, Downes, Howe y Davison


Con esto terminamos por hoy, amigos.

Volveremos pronto con otros posts que esperamos resulten interesantes.

Hasta entonces





15 comentarios:

  1. Hola, te felicito por tu blog. Ok, me sigo sorpendiendo por la escasa consideración en que la mayoría de los fans del prog, y en especial de Yes, tienen a Realyer, pues para mí es su mejor disco. Es una obra maestra del rock, y del sinfónico en espaecial: es sin lugar a dudas el disco más histericamente progresivo de la historia. Y utilizo esa palabra a propósito, todo en él parece llevado al limite, con una urgencia, una velocidad, una precición maníaca. Aparte de eso, los areglos, los efectos, etc parecen cear una atmósfera fantástica, cómo música surgida de otra realidad. Es como si el mundo que creó para su portada Roger Dean realmente se revelara ante nosotros y casi sin darnos cuenta nos encontráramos del otro lado de las puertas del delirio. En fin gracias por tu devoción hacia el rock progresivo.¡Un fuerte abrazo camarada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo: Gracias por tus conceptos. En relación a Relayer, te diré que alguna vez también lo consideré el mejor disco de Yes. Pero con el tiempo pude ver cómo al volver a escuchar los tres discos que coloco antes que Relayer obtenía impresiones, sensaciones y reflexiones más consolidadas. Quiero decir que en mi sensibilidad, Relayes "envejeció" un poco, respecto a Close To The Edge, Fragile o The Yes Album. Por otra parte, esos tres discos son, para mí, el proceso de gestación y nacimiento preciso del Sinfónico, desde una mayor simplicidad en The Yes Album, hasta la complejidad de Close To The Edge. Pero Fragile se convierte en la quintaesencia, es el momento en que la trasmutación musical se produce y surge la magia [y la formación mágica con Anderson, Squire, Howe, Wakeman y Bruford]. De todos modos, un 4º lugar para Relayer es sumamente distinguido. La distancia entre el primero y el cuarto es muy breve. Un gran abrazo desde Uruguay y esperamos que vuelvas por ABBEY ROAD.

      Eliminar
  2. Mi elección en cuanto a 5 primeros sería:
    Close to the Edge
    Fragile
    Tales from Topographic Oceans
    The Yes Album
    Relayer / Going for the One

    De la lista, encuentro muy lejos Tales...y en cuanto a Relayer y Going for the One, no sé con cuál me quedaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Benet:
      De los cinco primeros lugares coincidimos en cuatro (cinco si agregamos Going For The One) excepto por el orden, pero las distancias que separan a estos discos con muy cortas y allí entran a jugar las cosas subjetivas. En cuanto a Tales ..., si bien podría considerarse el más sinfónico de todos los discos de la banda, creo que se pasaron de rosca con la adición de pequeños temas para componer estensas suites. Y entonces, más que algo conceptual, quedó un extensísimo añadido que no me termina de conformar. Yo creo que quienes acusan de presuntuosa a la música de Yes, escucharon mayormente ese disco y poco o nada los otros que mencionamos. De cualquier forma, lo ubico en un nada despreciable octavo lugar. Pero ya se sabe, sobre gustos, no hay nada escrito.

      Un abrazo desde Uruguay

      Eliminar
  3. Desde Argentina : Excelente ¡¡. No haría un ranking para diferenciar un LP de Yes del otro. Aunque SI, el primero que escuché cuando salíó, fue Close to the Edge. Tenía 17 años. ahí no paré. El segundo que salió por esos años " Tales...", y ahí no paré. Esos años en Argentina, 73/74/75 , fue un gran BOOM de las Grandes bandas de Rock Progresivo que empezaron a editar acá. Me acuerdo de King crimson, Jethro tull, El&P, GENESIS, la PFM (de Italia), Frank Zappa, Pink Floyd, etc etc Saludos ¡¡

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar más en desacuerdo. ¿Cómo se te ocurre poner el Yesalbum como mejor que Close to the Egge, cuando un puntal como Wakeman ni siquiera estaba en el grupo? Y lo peor de todo: ¿cómo se te ocurre poner el disco Tormato, de los agonizantes Yes setenteros, como mejor que el glorioso Tales From topographic oceans? Me parece aberrante. Desde mi punto de vista es como si hubieras lanzado unos papeles al aire y hubieras ordenado los discos al azar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo Pau:
      Tenés todo el derecho del mundo a tus opiniones y te las agradezco. No obstante, si hubiera lanzado papeles al aire y como cayeron solo discrepás con 2, el azar mío y el tuyo se parecen bastante. Por otro lado, hay cuestiones de matices. Close To The Edge fue el primer disco de Yes que escuché y me deslumbró y a la vista está que, de los discos 'conceptuales' es que tengo en mejor consideración. ¿Por qué por debajo de The Yes Album? Porque The Yes Album es el embrión, junto con Fragile, del mejor Yes, pero no están menos logrados que Close To The Edge o Relayer. The Yes Album no tiene a Wakeman, pero es el debut de Howe, menudo cambio! Aunque Howe aparece en la tapa de Time And A Word, en ese álbum estaba Banks todavía. En The Yes Album están temas inoxidables de Yes, como Yours Is No Disgrace, como Starship Trooper o como I've Seen All Good People/Your Move y el simple y enorme The Clap. Y el caso de Fragile, es el debut de Wakeman y trae otros clásicos como Roundabout, Heart Of The Sunrise, Mood For A Day, South Side Of The Sky, The Fish o Long Distance Roundaround [casi todo el disco!] En cambio, Tales From Topographic Oceans se convirtió en una máquina pesada y bastante redundante, a pesar de lo cual tiene pasajes memorables, porque no es un mal disco, es muy bueno, pero es la decadencia de la 'conceptualidad' de Yes en esos tiempos. Tal es así que Wakeman se fue de Yes en ese momento porque no quería más ese modelo musical y solamente volvería al grupo para Going For The One y Tormato luego de asegurarse que iban a ser álbumes diferentes a Tales. Por eso, esos dos álbumes también están por encima de Tales. No entiendo mucho lo de 'agonizantes Yes setenteros', los '70 fue la década de gloria de la banda. El punto más bajo de Yes estuvo en los '80 [no comercialmente, sí musicalmente]. Finalmente, otro punto a favor de Fragile y The Yes Album: Bill Bruford. Me encanta Alan White y está en la formación clásica de Yes, pero me convence mucho más - y es más baterista - Bill Bruford, quien ya no estará tampoco para Tales, para experimentar mucho más profundamente en King Crimson, junto a Wetton y Fripp.
      Amigo, esos son mis argumentos. Pueden parecerte adecuados o no, no intento convencerte, simplemente, fundamentar lo dicho, desde mi punto de vista.
      Saludos desde Uruguay!

      Eliminar
  5. Amigo, tienes razón en que aquí no se trata de convencer, sino de opinar. Y en mi opinión al decir que Tormato es mejor disco que Tales from Topographic Oceans te has pasado diez pueblos. Yo no considero, ni mucho menos, a Tales como la "decadencia de la conceptualidad". Todo lo contrario: para mí es la trascendencia de la conceptualidad. Porque intenta abrir puertas al arte en sentido amplio fusionándolo con la filosofía, la ciencia y la pintura (por ejemplo, los lectores de la revista Rolling Stone votaron su portada, de Roger Dean, como la mejor de todos los tiempos). Es un disco para nada "pesado". Lo que es es muy profundo. Busca una vida con sentido y toda la música rock debería haber seguido por este sendero en lugar de girar, premeditadamente por las discográficas, hacia las músicas cada vez más facilonas y hacia los músicos crecientemente ineptos, intercambiables y, por ello, manipulables. Si luego Tales from Topographic Oceans no logró todo, todo lo que se propuso es bastante secundario respecto al tema que tratamos. Porque cualquiera de esos momentos "memorables" de Tales que mencionas valen por 20 discos Tormato. Y Tales tiene muchos de esos momentos memorables. Tales no es solo música buenísima, que también: sino que es todo un ideal. Te hace amar la vida. Y no solo lo digo yo. También otros muchos fans te lo confirmarán. Mientras que Tormato no creo que haya cambiado la vida de nadie.

    Tormato no tiene ninguna idea nueva y es la decadencia, insisto, agonizante del Yes de los 70 que antes había sido glorioso. Cuando hablo de los Yes agonizantes de los 70, me refiero obviamente al de finales de los 70. Es decir: a la época de Tormato. No me refiero al Yes anterior. En el film YesSpeaks todos los de Yes reconocen que en Tormato ya se habían quedado sin ideas. incluso aparece una filmación de la grabación de Tormato en la que todos están sudando porque no consiguen dar pie con bola. De hecho, no solo Wakeman se marchó después de Tormato porque el grupo estaba finiquitado, sino también Anderson abandonó el barco. Solo el "trasplante-injerto" de The Buggles salvó a Yes de su disolución total.

    Si Wakeman abandonó Yes después de Tales, es porque él era partidario de la línea de Close to the Edge y no de la de Tales. Pero, tiene su lógica ya que Close to the Edge es otro disco inmenso. Lo que sé seguro es que Wakeman jamás habría preferido seguir la línea de Tormato.

    Fragile, Close to the Edge, Tales from topographic Oceans y Relayer son el sonido auténticamente Yes. Ningún otro grupo ha sacado un sonido parecido y, por tanto, son los discos más meritorios de Yes. Los discos Going for the One (salvo el tema Awaken, que es una obra maestra) y Tormato son el Yes decadente (del de los 80 ya ni hablo). The Yes Album es un magnífico disco, pero no tiene un estilo tan personal y original como los anteriores que he mencionado de la época de oro de Yes. De hecho, grupos como Ten Years After suenan muchas veces a lo Yes Album. Pero, ni ellos ni ningún otro grupo han sonado jamás como Close to the Edge, por poner un ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tus opiniones, amigo Pau. Comparto un alto porcentaje de lo que dices. No obstante, tengo mis matices: la relación con el arte, la filosofía y la literatura, han estado, en más o en menos, presentes en las creaciones de Yes durante toda esa etapa. Lo que ocurre con Tales es que se despacha con una interpretación de Autobiografía de un yogi, de Paramahansa Yogananda que es más bien la visión andersoniana del asunto. Yo lo siento más como Anderson + cuatro más que como el Yes cohesivo de los álbumes anteriores y de Relayer. Close To The Edge, siendo más sintético, posee la suite del mismo nombre que se inspira en Hermann Hesse [Die Morgenlandfahrt (El Viaje a Oriente), 1932 y Siddartah, 1919] y con mucha menor parafernalia obtiene un resultado absolutamente perfecto, sin que se puede señalar ni un solo segundo de más. Sostener el concepto y la calidad a lo largo de un álbum doble es algo que prácticamente nadia ha logrado y creo que Yes no lo logra en Tales. La estructura en cuatro movimientos hubiera sido de ayuda, pero en realidad, cada movimiento tiene un leit motiv, coincidente con los "momentos memorables" de que hablaba antes, pero también tienen caídas abruptas, pozos que lo vuelven irregular. Por eso, entiendo que los álbumes posteriores como Going For The One o Tormato, logran más que Tales, porque tienen más cohesión interior, por más que no sean álbumes conceptuales en toda la regla. En fin, que son opiniones. En mi caso, son opiniones después de haber seguido la trayectoria de la banda prácticamente desde el comienzo [en Uruguay se los conoció tres o cuatro años después de que aparecieran, pero el primer disco que se editó fue Close To The Edge y después se fue hacia atrás en la discografía y, durante los '70, se siguió puntualmente la edición de los discos que iban apareciendo]. Creo que la verdadera decadencia de Yes estuvo durante "la larga noche de los '80".
      Saludos desde Uruguay!!

      Eliminar
    2. Me permito sugerirte que visites, en este mismo blog, y siguiendo la lista de etiquetas, los posts que publiqué bajo el tema Transtextualidad. Allí hay mucho acerca de lo que hemos departido sobre Yes.
      Saludos desde Uruguay!!

      Eliminar
  6. He estadi leyéndolo. Muy interesante. "Transtextualidad". No conocía este término, pero veo que me gusta. Por eso me gusta el rock progresivo. Porque practica la transtextualidad musical y a veces va inclusa más allá de los distintos estilos musicales para adentrarse en otras formas de arte. Tales from Topographic Oceans la practica en grado sumo. Es el disco progresivo, de los que conozco, que más la practica. ¡Incluso se adentra en la arqueología! Igualmente, yo me esiento muy cercano al hinduismo. Porque practica la transtextualidad espiritual y no el cierre dogmático de, por ejemplo, el islam o el cristianismo.

    Saludos desde España.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La transtextualidad es lo que provoca la densa trama conceptual del Progresivo. Puede ir desde la adaptación de una partitura [los quemás lo han hecho fueron Emerson Lake & Palmer] hasta múltiples alusiones literarias, filosóficas, estéticas. Incluye también los textos que se vinculan al texto mayor, como puede ser a través de los nombres de las bandas y sus logos, los títulos de álbumes y temas, textos agregados que remiten a otros textos. Mepermito recomendarte que explores, desde este punto de vista, a King Crimson en sus primeras etapas [pero muy especialmente el álbum Starless & Bible Black] y en etapas posteriores, los álbumes Discipline y Beat, aunque puede hallarse también en toda su trayectoria.
      Saludos desde Uruguay!!

      Eliminar
    2. Estimado amigo Pau:
      Sospeché que pudieras sentirte afín al mensaje espiritual de Tales y a la vertiente religiosa que alude. No fue mi intención en ningún momento afectar aspectos tan delicados como son las creencias y las convicciones espirituales. Me tengo por librepensador y si bien ni tengo ni practico religión alguna, tengo creencias y convicciones al respecto y, si quiero que sean respetadas, debo comenzar por respetar yo mismo las de los demás. Mis apreciaciones sobre Tales son estrictamente musicales y estéticas, no abro ningún tipo de juicio sobre el contenido de sus textos, mucho menos sobre las creencias. Yes siempre tuvo un mensaje espiritualista, trascendentalista, en el cual se ve, sobre todo, la mano de Anderson, quien ha desarrollado una experiencia en espiritualidad muy vasta, porque además de los textos shástricos, ha abrevado su inspiración en otras visiones sobre el hinduísmo y en otras tradiciones, como las de los chamanes [muy especialmente en Carlos Castaneda y en Ken Eaglefeather]. Seguramente Howe y Squire algo también se inclinaran hacia las tradiciones orientales, aunque menos evidentemente. De White no tengo ni idea. Y Wakeman es claramente cristiano [no solamente por obras solistas], aunque no dogmático, al seguir una línea de librepensamiento al igual que lo había hecho su padre.
      Nuevamente, saludos desde Uruguay!!

      Eliminar
  7. No te equivoques querido Lennon. Que me atraiga lo oriental no es un prejuicio para valorar que Tales es mejor que Tormato. De hecho, la grandiosidad de Tales fue la que me llevó a interesarme por lo oriental y no lo oriental lo que me llevó a valorar a Tales. Por tanto, mi gusto por lo oriental no es más que una prueba más de la fecundidad de Tales. También hay un pastor protestante por ahí, y no es hinduista, que dice que Close to the Edge y Tales from Topographic Oceans son las mejores expresiones artísticas para adentrarse en los secretos de Dios. Y, como digo, Tales ha cambiado la vida de muchos de sus fans mientras que jamás he oído nada similar de Tormato. Más bien sé de la decepción de los propios componentes de Yes y de muchos viejos fans cuando salió Tormato al mercado. Mi juicio, por tanto, es puramente musical, estético y cultural.

    Dicho esto, el hinduismo no es una "creercia", sino una actitud abierta ante la vida y carente de dogmas. Para el hinduismo todas las religiones son en el fondo verdaderas. Eso, por tanto, me impide descalificar tus opiniones musicales aludiendo a que tu espiritualidad es distinta a la mía o a que, si es el caso, careces de sensibilidad espiritual y eso te limitaría artísticamente (como pareces hacer tú conmigo). El que yo te haya dicho mis gustos espirituales y tú a mí no, no me hace a mí más prejuicioso que a ti. En mis argumentos yo me he ceñido a lo musical, a lo cultural y a mis experiencias personales con la música de Yes.

    Dicho esto, y matizando sobre lo que has dicho de la espiritualidad de Yes: Howe siempre ha tenido la misma tendencia espiritual de Anderson hacia lo oriental. De hecho, fue el que la impulsó jonto con Jon. Squire se unió después. White como acababa de llegar al grupo, aceptó la sesiones de meditación impuestas y los únicos que se opusieron fueron Wakeman y Bruford. De hecho, Wakeman que no era nada religioso años después se convirtió en cristiano. Como músico y artista Wakeman es mi favorito dentro de Yes. Así que ya ves: el menos hinduista de ellos es mi favorito.

    ResponderEliminar
  8. He vuelto a leer tu mensaje. Veo que no hay acritud y que he malinterpretado algunos matices del mismo. Créeme que lo siento.

    Sí. Yo tambíén sigo a King Crimson desde hace muchos años. Considero que dentro del progresivo King Crimson es el único grupo que ha mantenido siempre la calidad. De hecho, Robert Fripp creó una asociación en favor de la ética musica. ¡Y vaya si la ha defendido!

    Algo de intertextualismo vi en las portadas de KC. Lo que pasa es que no he profundizado en él y no sé muy bien hacia dónde tira. Si me puedes poner algunos ejemplos te lo agradeceré.

    Saludos desde España, amigo Lennon.

    ResponderEliminar

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Librepensador en todos los campos y en su mayor extensión imaginable